Las consecuencias del ajuste económico

Zapatero pretende eliminar unas 100 de las 1.095 subdirecciones generales

El Gobierno quiere presentar antes de vacaciones la reestructuración ministerial

"Se pueden hacer las cosas con menos recursos de los que habitualmente se utilizan desde las Administraciones públicas" y "estamos de acuerdo en que hay que racionalizar las estructuras de la Administración General del Estado y del conjunto de las Administraciones", aseguró ayer José Luis Rodríguez Zapatero en el Congreso de los Diputados para avanzar una próxima reducción de la estructura del Estado.

El plan, según fuentes del Gobierno, está siendo ultimado y podría ser aprobado antes de final de este mes, dentro de la estrategia de reducción del gasto público. El 30 de abril, el Consejo de Ministros aprobó un compromiso para proceder a la remodelación y reorganización de la estructura del Estado en un plazo de tres meses.

Más información

Posteriormente, el Ejecutivo aprobó un primer recorte que resultó insuficiente porque supuso un ahorro de solo 16 millones de euros. Ahora se ultima una segunda oleada más profunda.

Aquel primer recorte sólo llegó al nivel de direcciones generales y ahora la poda de las ramas de la estructura del Estado descenderá hasta eliminar un centenar de subdirecciones generales, a razón de una decena por ministerio, según el objetivo máximo de ese plan.

De hecho, los secretarios de Estado aseguran que han recibido ya indicaciones para notificar a qué subdirecciones generales podrían renunciar, aunque, eso sí, con gran malestar porque entienden que esa figura es clave en la Administración y está ocupada normalmente por un funcionario de máximo nivel (30) y de los cuerpos de élite del Estado. La Administración dispone ahora de 1.095 subdirectores generales. Y 32 jefes de gabinete con ese rango.

El anuncio del presidente del Gobierno se produjo ayer, en el Congreso, un día después de la huelga de empleados públicos.

Zapatero no adelantó más en su respuesta al líder del PP, Mariano Rajoy. Eso sí, añadió un llamamiento a los grupos parlamentarios para tener su apoyo.

"Nos gustaría contar con la colaboración y la concertación en todos los niveles de todas las fuerzas políticas", aseguró Zapatero en respuesta a Rajoy. Eso sí, advirtiendo al líder de la oposición de que evite la demagogia.

"No estamos hablando en este tema de algo que tenga que ver con el ahorro, sí estamos hablando en términos de seriedad. El ahorro en la reducción del déficit en la Administración General del Estado tiene que abarcar todas las partidas, tiene que abarcar una racionalización de todas las Administraciones públicas", defendió.

Además, en la sesión de control de ayer, el presidente escuchó cómo los tres portavoces que le interpelaron, Rajoy, Josu Erkoreka (PNV) y Gaspar Llamazares (Izquierda Unida), hicieron referencias a su credibilidad actual. "¿Cuánto vale su palabra ante esta Cámara? ¿En qué quedó aquello de la salida social a la crisis? ¿Qué fue de la apuesta por el diálogo y la concertación social en materia laboral o en materia de pensiones, cuando amenaza usted con medidas unilaterales? ¿En qué quedó su confianza en esta Cámara?", le dijo el diputado de IU. "No vuelva a darme respuestas para salir del paso", le advirtió el portavoz del PNV.

Y Zapatero reivindicó su posición de izquierda cuando Llamazares le negó el apoyo de este espectro de la Cámara: "Entiendo e interpreto que al Grupo Parlamentario Socialista le atribuye la condición de izquierda de la Cámara. Le apelo, por tanto, a un juicio más ponderado desde la izquierda".

El diputado de IU utilizó términos extremadamente duros contra el presidente del Gobierno, acusándole de haberse dejado cambiar por los mercados, abandonando su política de defensa de los gastos sociales. "Usted dijo que no cambiaría. Sin embargo, La Moncloa y la crisis le han cambiado. No ha dicho la verdad sobre la crisis, ha renunciado a controlar a los mercados, y los mercados se han configurado como un arma de destrucción masiva de empleo y también de ingresos fiscales. Se ha convertido usted ahora, al final, en el arma de los mercados, en el cirujano de guardia de los mercados", aseguró.

No obstante, Llamazares no mencionó la huelga de funcionarios de la víspera, que él apoyó.

El presidente Rodríguez Zapatero, durante la sesión de control. Al fondo, las ministras González-Sinde, Jiménez, Corredor y Aído.
El presidente Rodríguez Zapatero, durante la sesión de control. Al fondo, las ministras González-Sinde, Jiménez, Corredor y Aído.ULY MARTÍN

"Aguanto hasta el final"

"Mírame a la cara. Yo aguanto hasta el final pase lo que pase. Ya no es una cuestión de partido o de que llegue a las elecciones tocadísimo o desprestigiado. Ahora está en juego España". Es lo que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, asegura que le dijo el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, en el encuentro que mantuvieron el pasado fin de semana en La Moncloa para hablar, sobre todo, del AVE Madrid-Santander. Según Revilla, el presidente también le dijo: "La que nos está cayendo y la que nos puede caer es tan gorda, que yo no abandono el barco de ninguna manera. Que a nadie se le pase por la cabeza que yo no aguanto hasta el final".

El líder cántabro declaró en Punto Radio que había visto a Zapatero "preocupantemente delgado" y que le notó "un deterioro físico importante".

¿Cuánto ganan?

La Administración central tiene 1.095 subdirectores generales.

Un ejemplo real de su salario:

- Sueldo base: 1.161,30 euros.

- Trienios: 44,65 (cada uno).

- Complementos:

- Por destino: 1.019,73.

- Específico: 1.475,70.

- De productividad: 601,05.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de junio de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50