Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero prepara ya el decreto que generaliza los 33 días por despido

El Gobierno pierde la esperanza en un acuerdo de sindicatos y patronal

El Gobierno ha perdido casi todas las esperanzas de alcanzar un acuerdo con sindicatos y patronal sobre la reforma laboral. Hoy se reúnen en un penúltimo intento con escasas expectativas de éxito. Por eso, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero prepara ya el decreto para abordarla en solitario. Tras meses de negociación el proceso aparece más enquistado que nunca. El decreto que prepara el Gobierno pretende generalizar el contrato indefinido con despido más barato (33 días por año trabajado) a cambio de endurecer las causas del contrato temporal para limitar su uso. Se trata de ampliar a otros colectivos (los parados y las conversiones de temporales a fijos) el llamado contrato de fomento de la contratación indefinida, de forma que el ordinario (que fija una indemnización de 45 días por año trabajado) se mantenga solo para los ya en vigor y para fichajes.

La reforma laboral se ha convertido en prioritaria después de que los organismos internacionales y los mercados la hayan reclamado insistentemente como señal de confianza. Tras la incredulidad inicial, el Ejecutivo ha asumido esa necesidad y se dispone a aprobar el 11 de junio un texto que agilice el funcionamiento del mercado laboral sin flexibilizarlo del todo. Zapatero intentará combinar medidas reclamadas por los sindicatos con otras del agrado de la patronal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de mayo de 2010