Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Murdoch reta a la cultura del 'todo gratis' en la Red

'The Times' y 'The Sunday Times' serán de pago en Internet en un mes - Google no podrá ofrecer sus noticias

Rupert Murdoch probará, a finales de junio, un nuevo modelo de pago por acceso a la información en Internet. Dos de sus cabeceras, The Times y The Sunday Times, ambas británicas, cobrarán por el acceso a cualquiera de sus crónicas, reportajes y artículos de opinión. Lo único que será gratuito en sus páginas web será el portal de inicio. A partir de ahí, leer el diario en la Red costará, cada día, 1,20 euros. Murdoch prohibirá, además, el acceso de los motores de búsqueda y agregadores de noticias, como Google News, a su contenido.

Cobrar por la información es algo que no sólo harán esos dos diarios británicos. Lo hace también la cabecera norteamericana The Wall Street Journal, también propiedad de Murdoch, y el Financial Times. Por su parte, los dueños de The New York Times han anunciado que, a partir de enero de 2011, comenzarán a cobrar por leer los contenidos de su web, que hasta la fecha es de libre acceso. Pero el experimento de Murdoch va más allá de cobrar por algunas crónicas. Erigirá una valla en torno a sus páginas web. Sólo quedará libre el acceso a la portada.

Solo las portadas de las ediciones digitales serán de libre acceso

Los buscadores se defienden diciendo que ellos potencian los contenidos

Murdoch cumple así lo que lleva anunciando desde hace años: dejar de ofrecer su información de forma gratuita en la Red. En noviembre de 2009 ya le advirtió a Google de que le podría llevar a los tribunales por incluir en sus búsquedas los titulares de sus noticias. En abril de este año, dijo en una visita a Washington: "Vamos a evitar que la gente como Google, Microsoft o quien sea dispongan de las noticias libremente".

Más recientemente, sin embargo, ambas partes han buscado un consenso en una ronda de negociaciones secretas. El pasado 18 de mayo, en una visita a Londres, el consejero delegado de Google, Eric Schmidt, dijo: "Creo que en este momento hay paz. Hemos estado hablando con News Corp y otras empresas desde hace meses". Reiteró, aun así, la línea habitual de defensa de Google: "Somos una plataforma, no una competencia, para los diarios".

En diciembre, Google ya había mostrado su disposición a colaborar con los editores: les permitió acceder al programa bautizado como Primer Clic Gratis, a través del cual pueden limitar qué cantidad de noticias ofrecen de forma gratuita al internauta en Google News antes de comenzar a cobrarle. A través de esa aplicación, un diario online puede permitir leer, por ejemplo, cinco crónicas de forma gratuita antes de redirigir a los usuarios a una página donde deberían pagar por acceder al contenido restante.

Durante años, los buscadores y los editores se han enfrentado por un argumento central en el negocio de Internet. Servicios como Google News, ¿roban tráfico y contenido a los periódicos o en realidad sirven de vía de acceso de los internautas a esos mismos medios? ¿Aumentan o restan circulación y, por lo tanto, ingresos publicitarios?

Un reciente estudio de la firma Outsell (elaborado en enero con 2.787 lectores de EE UU) sugiere que la respuesta correcta se encuentra en algún lugar intermedio: un 44% de los lectores no accede desde Google News a ningún diario. Sólo lee titulares y ojea fotos. Por otra parte, un 57% dice que, para informarse de la actualidad más reciente, accede a Internet.

La máxima actualidad es, según ese estudio, un factor decisivo para que los lectores accedan a un diario. Es el valor añadido de las fuentes online frente a los diarios de papel. El otro factor, según diversos analistas, es el prestigio mismo del medio.

Los dos grandes diarios que, de momento, cobran por sus contenidos son dos cabeceras económicas con una importante circulación en papel. El Journal es el diario más leído de EE UU, con 2,1 millones de suscriptores, incluidos 414.000 online. El Financial Times tiene una circulación internacional de 433.000 ejemplares. Ambos son diarios económicos, muy respetados en mercados financieros.

"El éxito del modelo de pago de un diario como The Wall Street Journal radica en que su audiencia se beneficia de su lectura", explica Joshua Benton, director del Laboratorio de Periodismo Nieman de la Universidad de Harvard. "Un lector puede tomar decisiones informadas, en el campo financiero, después de leer el Journal, por lo tanto, le puede resultar beneficioso pagar por él. Dudo de que esa premisa se pueda aplicar a prensa más generalista".

Precisamente, el Financial Times así se lo recomendaba a Murdoch en un editorial titulado 'Murdoch deberá ser elitista', publicado el jueves: "El futuro de la información general en la Red está en duda. Pero si hay cabeceras que van a sobrevivir, tendrán que parecerse más al The Times que Murdoch compró en 1981 que a lo que publica hoy en día -más centrado, más profundo, con datos e información más difíciles de encontrar-".

"Desde luego, el de Murdoch es un modelo nuevo. Y la experimentación en este campo es positiva", explica Benton. "Sin embargo, no creo que funcione en el marco de los diarios generalistas. Los internautas lo tienen muy fácil a la hora de encontrar vías alternativas de información. Si no se informan a través del Times, lo harán a través de otros medios, gratis. Internet es un medio donde es muy fácil encontrar vías alternativas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de mayo de 2010