Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El mayor plan de ajuste de la democracia

Rajoy critica el plan de recorte por ser un "estacazo al débil"

El líder del PP reprocha el "travestismo" de Zapatero

El PP ha optado con claridad por la estrategia que, según sus dirigentes, es más útil para lograr que todos los ciudadanos culpen al Gobierno de los recortes y centren en él su ira, de manera que el deterioro de imagen del Ejecutivo beneficie sus expectativas.

Después de varios días en los que los dirigentes populares han asegurado que su partido es el único que defiende a los trabajadores, Mariano Rajoy reforzó ayer ese discurso en Córdoba. El líder del PP mostró su rechazo total al plan de recortes y sentenció: "En lugar de adelgazar la Administración, Zapatero ha ido a lo fácil: dar un estacazo al débil, a quien no se puede defender. Imponen sacrificios a millones de españoles para pagar sus errores. Estas medidas presentadas por Zapatero rebajan el crecimiento de España e impiden la creación de empleo. Son unas medidas perjudiciales para el conjunto de los españoles".

A pesar de esta dureza verbal, el PP insiste en no aclarar aún qué votará cuando la iniciativa llegue al Congreso. Solo ha aclarado que votará en contra de cualquier congelación de pensiones. Sobre el resto, si es que se separan las votaciones, no aclara si votará en contra o se abstendrá. Esta última opción es la que tomó el PP en otras medidas que criticó mucho, en especial los 13.000 millones del Plan E que ahora insiste en calificar de "despilfarro".

Rajoy, que durante meses pidió a Zapatero que cambiara su política económica, le reprocha ahora su giro: "Se puede cambiar de opinión, pero nunca he visto un caso de travestismo tan espectacular como el suyo".

En lugar de los recortes del Gobierno, Rajoy propone una reforma profunda de la Administración, también la autonómica, para adelgazarla, porque "gasta lo que no está en los escritos". El líder del PP sugirió además la posibilidad de privatizar las televisiones autonómicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de mayo de 2010