Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero de Hacienda defiende los "sacrificios" para los funcionarios

Los 427.650 empleados públicos de la región perderán un 5% de su sueldo. Beteta se comprometió a presentarlo en abril y lo hará antes de julio

El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, recibió ayer con agrado el anuncio de la bajada del sueldo en un 5% a los empleados del sector público, aunque no se mostró tan favorable al resto de medidas anunciadas por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero en el Congreso. "No puede permitirse que haya un colectivo privilegiado que tenga un salario público garantizado de por vida y una estabilidad en el empleo", defendió Beteta, informa Europa Press. "Tienen que introducirse sacrificios en este colectivo".

El consejero recordó que ya solicitó a la vicepresidenta económica, Elena Salgado, por carta, que se modificara la normativa básica estatal para poder rebajar el salario a los empleados públicos regionales.

Beteta: "No puede permitirse que tengan el salario garantizado de por vida"

Ahora, tras el anuncio de Zapatero en el Congreso, el Gobierno central fijará las nuevas medidas en un real decreto que modificará la Ley de Presupuestos Generales del Estado. A partir de ahí, afectará a la Comunidad de Madrid, pero también a los 179 ayuntamientos de la región. Todos sus funcionarios perderán un 5% de sus salarios. En Madrid hay 427.650 empleados de las Administraciones central, autónoma, municipal y universidades, y es la segunda autonomía española con más funcionarios, según los datos del Ministerio de la Presidencia recogidos por Efe.

Tras la Administración central, la Comunidad de Madrid es la que cuenta en la región con mayor número de empleados públicos: 153.301, según los presupuestos regionales de 2010. De ellos, la mayoría corresponden a las Consejerías de Sanidad (52.592 trabajadores) y Educación (49.492).

Lo que no quedó aclarado ayer y deberá establecer la futura normativa estatal es si la rebaja de sueldo también se amplía a los trabajadores de empresas públicas y si la reducción se aplica sólo al salario base de los funcionarios o al sueldo total (que incluye complementos).

De la misma forma, el Gobierno de Zapatero deberá aclarar cómo se fija el anunciado recorte de un 15% al sueldo del Gobierno. El presidente no dejó claro si afecta sólo a los ministros, o también a otros altos cargos (desde director general hacia arriba en el escalafón) y el Ministerio de Economía y Hacienda prevé fijar grados diferentes de rebaja. Pero esa regulación afecta de lleno a los altos cargos de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, porque por ley se equiparan los sueldos de unos y otros, aunque no coinciden todos los niveles.Por ejemplo, por ley el sueldo de Esperanza Aguirre está homologado al de un secretario de Estado, y a ella le perjudicaría una posible reducción en el salario de esos altos cargos. "La presidenta ya se bajó el sueldo un 2%", recordó un portavoz de la Consejería de Economía y Hacienda. "Ahora mismo cobra menos que un secretario de Estado".

En los presupuestos regionales está fijada una retribución de 105.844 euros para la presidenta regional durante 2010. La bajada del 2% al sueldo de Aguirre se produjo durante 2009 y también afectó al resto de consejeros y altos cargos, sólo que en enero de ese año se había producido un incremento del 12% para todos para equipararse al Gobierno central.

Ahora, en función de los recortes de sueldo que fije para los altos cargos, según su nivel, el Gobierno central, se producirá el recorte en los de la Administración regional y local. "Tendremos que ver cómo se aplica el desarrollo normativo para establecerlo", aclaró el mismo portavoz de la consejería.

Además de la bajada del 2% a todos los altos cargos, la Comunidad de Madrid ha ido desarrollando una serie de medidas supuestamente de austeridad durante los dos últimos años, como la reducción de consejerías a medida que se suprimían consejeros poco afines, lo que redujo los altos cargos de 162 a 139 puestos. De todo lo anunciado, sólo está pendiente el plan de reducción de entes públicos que el pasado marzo el consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, anunció para abril. Desde la consejería explicaron ayer que la complejidad de la medida ha retrasado su puesta en marcha, que se aprobará en el Consejo de Gobierno. Pero el compromiso, alcanzado por todas las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, es presentarlo antes del 30 de junio.

Las cuentas regionales de 2010 plasmaron algunas de las medidas de austeridad anunciadas por Aguirre en la Asamblea. También incluyeron las medidas fiscales -como la reducción de los impuestos sobre la renta de las personas físicas (IRPF), sucesiones y donaciones- que supusieron que las arcas regionales dejaran de ingresar unos 2.000 millones de euros y la Comunidad tuviera los presupuestos más restrictivos de su historia. En ellos también se redujeron partidas de "gastos no imprescindibles", como actos protocolarios, material de oficina o teléfono. Fue un ahorro del 0,04%.

La última entrega del plan de austeridad llegó en marzo, cuando el Gobierno regional decidió prescindir de 23 conductores, al reducir los coches oficiales de 125 a 77 y rebajar la gama de los automóviles. Supuso un ahorro de 2,1 millones de euros.

427.650 afectados

- Las personas con empleo en la región son 2.863.100, de los que el 15% son funcionarios.

- Los empleados públicos de las Administraciones central, regional, local y universidades de la región suman 427.650.

- Madrid es la única región donde los funcionarios estatales (171.870) superan a los de la Administración regional (153.301).

- La Administración local suma 63.966 empleados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 2010

Más información