Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La primera crisis del euro | La búsqueda de soluciones

Zapatero comparece el miércoles en el Congreso para afrontar la crisis especulativa

De la Vega advierte de que "España no tolerará que se juegue con su prestigio"

La crisis de los mercados está marcando de forma inexorable la agenda de los Gobiernos. El presidente del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha decidido aplazar su comparecencia del próximo miércoles en el pleno del Congreso sobre Afganistán para dar protagonismo al debate sobre las medidas para afrontar la inestabilidad bursátil, que abordó el Eurogrupo en la reunión que ayer celebró en Bruselas. Será la cuestión estrella en la sesión plenaria del miércoles, previa a la sesión de control del Gobierno.

Zapatero se ha empeñado en realizar este cambio ante la gravedad de los movimientos especulativos que han colocado a España y a los países del sur en el ojo del huracán y ante la importancia que ha otorgado a la reunión del Eurogrupo. La decisión de la reunión de ayer en Bruselas es la percha de la que tirará el debate del miércoles en el Congreso. El presidente del Gobierno ya adelantó su posición el pasado miércoles en La Moncloa, tras su encuentro con el presidente del PP, Mariano Rajoy, antes de su intervención, ayer, tras la reunión del Eurogrupo. Allí insistió, igual que el martes en Bruselas, en que era un "despropósito" comparar la situación de España con la de Grecia. Recordó que la deuda era la mitad y que los índices económicos apuntaban una recuperación de la economía española.

La sesión del Consejo de Ministros, celebrada ayer y presidida por Zapatero antes de viajar a Bruselas, también se centró en las medidas para combatir la especulación. La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, advirtió al final de la reunión, a modo de conclusión de la sesión del Consejo de Ministros, que "España no va a consentir que se juegue con su prestigio ni se ponga en riesgo su sistema financiero utilizando malas artes y conductas punibles".

Tras insistir en la solvencia del sistema financiero español, Fernández de la Vega señaló que los ataques especulativos de estos días "han dado lugar a situaciones que carecían de base objetiva con análisis poco rigurosos que nos han dañado y afectado de manera negativa a nuestra economía".

Tras admitir que el Eurogrupo iba a analizar el papel de las agencias de calificación, la vicepresidenta primera adelantó que la cita europea iba a abordar el debate sobre la necesidad de aumentar la coordinación y el control para evitar los ataques especulativos.

La vicepresidenta primera envió un mensaje a los especuladores al recordar que "en España se está llevando a cabo una reforma del Código Penal que introduce importantes medidas contra esta modalidad de criminalidad dañina".

Precisó que la reforma del Código Penal castigará "comportamientos que hoy se están produciendo, como la difusión de noticias o rumores para alterar el precio de la cotización de los instrumentos financieros y de utilización abusiva de determinada información".

Fernández de la Vega aludió a las recientes declaraciones del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, en las que se refirió a la puesta en marcha de la Fiscalía Europea, contemplada en el Tratado de Lisboa, cuyo objetivo es la "protección de los intereses financieros de la comunidad y, por tanto, la persecución de conductas que pueden perjudicar o alterar esos intereses financieros".

Otra muestra del interés del Gobierno por comparecer ayer la dio la inesperada presencia de la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, en la sala de prensa, una vez culminada la rueda de prensa, lo que obligó a retomar la sesión.

Fue un hecho inédito. Estaba prevista su comparecencia, pero la demoró tanto, por mantener conversaciones con sus colegas europeos, que, pese a estar terminada la rueda de prensa, que dio en solitario Fernández de la Vega, volvió a comparecer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de mayo de 2010