Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo cerrar el 'grifo' de petróleo

La revista 'Science' repasa las posibilidades para frenar el escape

Las perforaciones petrolíferas tienen un dispositivo para cerrar la extracción si algo va mal. El aparato, denominado BOP (del inglés blowout preventer, previsión de reventones), de 450 toneladas, tiene en teoría cuatro métodos para activarse. Es una parte clave del equipamiento de las prospecciones. Tanto, que la revista Science explica que se revisa muy frecuentemente. Incluso a diario.

La publicación también analiza las opciones para hacerlo funcionar. Y cuál es la posibilidad real de hacerlo.

- Desde la plataforma. La más sencilla. Desde la instalación en la superficie se puede cerrar mediante un sistema hidráulico. En este caso, como la plataforma quedó destruida, esa posibilidad está descartada.

- Automáticamente. Como sistema de emergencia el BOP cuenta con el mecanismo para cerrarse automáticamente. Se conoce como "hombre muerto" y se activa en cuanto se pierde la comunicación entre la plataforma y el pozo.

- A distancia. Otro sistema de emergencia permite activar el cierre de manera remota, por radiocontrol pero, recuerda Science, la plataforma Deepwater Horizon carecía de esa prestación.

- Manual. La cuarta manera es manual: cerrar el BOP con la ayuda de un brazo mecánico en un sumergible robótico. Es la que queda por probar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de mayo de 2010