Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PABELLÓN VALENCIANO EN FITUR

Orange Market debió ser excluida del concurso que le abrió la puerta

El caso afecta a la entonces consejera de Turismo y hoy presidenta de las Cortes valencianas, Milagrosa Martínez, que recibió un reloj de 2.400 euros de la trama, pero salpica también a Francisco Camps. Según el informe, Orange Market tenía que haber sido excluida del primer concurso de envergadura que obtuvo, el del pabellón valenciano en Fitur en 2005. Una solvencia técnico-profesional consistente en haber realizado "en tres años un montaje de stand y por un importe de 54.520 euros, cuando el objeto del contrato comprende cinco ferias y su presupuesto es de 1,5 millones", obligaba a excluirla, dice el informe. Orange Market obtuvo ese contrato y todos los de Fitur hasta 2009.

Pero la trama consiguió, además, por Fitur 2005, más ingresos, que cobró mediante contratos fragmentados por menos de 12.000 euros de dos consejerías, y llegó a cobrar a dedo cantidades de 149.000 y 30.000 euros. Unas adjudicaciones que Martínez convalidó, pese a reconocer su irregularidad. El informe advierte de que "la convalidación la debería hacer el superior jerárquico" [de la consejera], en este caso la propia presidencia de la Generalitat. En varias de las adjudicaciones de pabellones de Fitur se detecta "duplicidad en el pago de servicios" a Orange Market y otras empresas de la red Gürtel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de abril de 2010