Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:13º Festival de Cine de Málaga

Cine y televisiones: más madera

El presidente de los productores irrita a los ejecutivos de las cadenas al recriminarles su estrategia de promoción y emisión de películas españolas

Pedro Pérez, presidente de FAPAE, la asociación de productores audiovisuales españoles, decidió ayer que la mejor defensa es un buen ataque. En cada edición, el Festival de Málaga acoge la conferencia de prensa en la que los productores analizan el año anterior. Ningún problema esta temporada, porque 2009 ha sido estupendo para el cine español. Sin embargo, Pérez aprovechó también para dar por finalizado el cruce de declaraciones con el presidente de Telecinco, Alejandro Echevarría, a cuenta de sus opiniones sobre el estado de la cinematografía española. Entre otras había soltado: "Vive uno de sus peores momentos"; "determinados productores no saben ni quieren desenvolverse empresarialmente si no es a golpe de subvenciones". Echevarría también había asegurado que no había razones que justificaran que las televisiones financiaran "un sector privado, el de los productores cinematográficos".

Según Pérez, ayer por la mañana él y Echevarría hablaron por teléfono: "Ahora lo que hay que recordar es que las leyes están para cumplirse. Hablar de las normas genera más ruido que cumplirlas". Con ello se refería a la obligación de las televisiones públicas de invertir el 5% de sus ingresos en obras audiovisuales europeas (y de aquí, un 60% sería para películas, bien en compra de derechos de emisión, bien en su producción); un 6%, en el caso de las públicas. Escuchando a Pérez estaban sentados, entre varios productores españoles, representantes de Telecinco Cinema y Antena 3 Films, que a la salida dejaron clara su profunda discrepancia con Pérez. A pesar de su pacificadora conversación con Echevarría, Pérez echó leña al fuego: "Igual que las cadenas privadas han hecho un gran esfuerzo en producción, creo que deberían dar mejor trato a sus productos cuando se emiten en la pequeña pantalla. En estos últimos meses, TVE ha visto crecer su audiencia cuando emitía cine español. Cada cadena tiene su línea, y no seré yo quien diga qué programar o no; pero si mimáramos las películas españolas...". El presidente de los productores destacó los datos de 2009, en los que el cine español obtuvo el 15,89% de cuota de espectadores y el 15,55% de la taquilla, y produjo 186 películas. El primer trimestre de 2010 tampoco va mal, con una cuota del 7,6% para el cine español, cuatro décimas más que en el mismo periodo de 2010, y sobre todo, un incremento de la taquilla de un 27%, alcanzando los 191 millones de euros -culpa del precio de las entradas del 3D, porque en espectadores ese crecimiento es del 13,6%-. "En épocas de crisis el cine crece, y el cine español es imprescindible: es un motor de riqueza".

Y así entró en el campo de batalla: las subvenciones. "Recibimos 62 millones de euros al año. Pues bien, cada millón de euros provoca 6,6 millones de inversión privada. Sólo el 16% del dinero de la producción viene de ayudas".

A la salida, Juan Carlos Caro, productor de Antena 3 Films, no estuvo de acuerdo con Pérez: "Dice que el cine español debe producir menos películas, y que crezcan sus presupuestos. Para mí es más importante el contenido. Pero además, cumplimos todos nuestros deberes legislativos". ¿Cuidan ellos las emisiones de sus propias películas? "Por supuesto, porque somos los primeros interesados en aumentar nuestra audiencia. Por ejemplo, con la tvmovie Un burka por amor batimos todos los récords. Todo lo promocionamos igual de bien; después, el público escoge". Álvaro Augustin, de Telecinco Cinema, mostró también su enfado: "Parece que no sabemos hacer bien nuestro trabajo". Como Caro, asegura que él es el primer interesado en que funcionen en la pequeña pantalla sus producciones. "A lo mejor la FAPAE debería montar su propia televisión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 2010