La crisis del Estatuto

Montilla lanza un órdago para tener un nuevo Tribunal Constitucional

El presidente de la Generalitat impulsa un frente común en defensa del Estatuto

El clima prebélico ha vuelto a instalarse en las relaciones entre PSOE y el PSC cuando quedaban por cicatrizar heridas de la pugna por la nueva financiación de Cataluña. Lejos de escuchar la petición del presidente José Luis Rodríguez Zapatero de actuar con "contención y prudencia" con la situación del Tribunal Constitucional, el presidente de la Generalitat y líder de los socialistas catalanes, José Montilla, puso ayer en marcha las negociaciones para que el Parlament de Cataluña apruebe la semana que viene (28 y 29 de abril) una declaración solemne exigiendo la renovación del Alto Tribunal.

La proclama se sumará a una movilización del Gobierno de Montilla por tierra, mar y aire para denunciar la situación "insostenible" del Constitucional. Montilla tampoco descarta lanzar un llamamiento a la ciudadanía para organizar una protesta de apoyo al Estatut. El PSC no estará solo y, además de contar con la complicidad de sus socios del tripartito, espera sumar a CiU. O lo que es lo mismo: el 88% de los diputados del Parlamento autonómico. El PP y Ciutadans, con el 12% restante, no apoyan la estrategia.

Más información
El voto de los socialistas catalanes en Madrid lo marcará el PSC
Texto completo de la carta remitida por el presidente catalán al presidente del Parlament
Caamaño aboga por renovar el órgano pero sin cuotas de los partidos
El PNV advierte que la sentencia repercutirá en toda España
"Las normas no pueden inducir al equívoco sobre la indisoluble unidad de la nación"
Los 10 magistrados del Constitucional apoyaban invalidar el término nación
Montilla duda de que el 'no' de Blanco sobre la renovación del Constitucional sea la posición del PSOE

Fuentes del PSC y del Gobierno catalán aceptaron ayer que el desafío roza los límites de lo que pueden aguantar las ya complicadas relaciones con el PSOE. Pero lo justifican: "Si no nos movilizamos por el Estatut, ya nos dirán por qué lo vamos a hacer". Durante la sesión de ayer del Gobierno catalán, los consejeros de Interior, Joan Saura, y el de Eduación, Ernest Maragall, expresaron la necesidad de acelerar, por lo que pueda venir, el desarrollo estatutario e impulsar en el Congreso la reforma de las leyes orgánicas como la del Poder Judicial.

El tripartito no perdió el tiempo: varios consejeros trasladaron a sus ministros homólogos la idea de que el Estatuto es indispensable. Pese a la tormenta, el gobierno catalán no lo da todo por perdido. Intuye que en el PSOE empieza a germinar la tesis del ministro de Justicia, Francisco Caamaño, partidario de renovar el tribunal. "El PSOE ha visto que un fallo negativo podría perjudicarle", sostienen desde el tripartito. Montilla envió ayer una carta al presidente del Parlament, Ernest Benach, para informarle de que iba a iniciar una ronda de conversaciones para formar un frente que impulse la resolución a favor de la constitucionalidad del Estatuto y de renovar el tribunal.

Unos contactos que inició inmediatamente. El primero con CiU. Artur Mas, su líder, le comunicó que querría ir más allá y pedir al Constitucional que se inhiba. Y que se reforme ese órgano para que no pueda juzgar una ley aprobada en referéndum. "Hay que ver hasta dónde quiere llegar el PSC", planteó Mas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las autonómicas son en otoño y falta ver cuál será el interés de cada partido para marcar su propio perfil. Montilla quiere liderar una respuesta catalana y desde Cataluña para desactivar cualquier movimiento de CiU en el Congreso. La partida se juega ahora en ese tablero y, a las puertas de Sant Jordi, quizás en la calle. "La repercusión social nos hace estar atentos al pulso de la ciudadanía", avisó ayer el consejero portavoz, Joaquim Nadal.

Rajoy y Zapatero se dan la mano ante Griñán ayer, en el funeral por los militares muertos en Haití.
Rajoy y Zapatero se dan la mano ante Griñán ayer, en el funeral por los militares muertos en Haití.A. RUESGA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS