El sumario de Gürtel acorrala al PP

Los arquitectos creen que Matas les manipuló para ocultar el origen de su fianza

El Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España "lamentó" ayer, a través de una nota pública y de una carta dirigida a sus miles de asociados, la "confusión, en claro perjuicio de la imagen social de nuestra profesión", que creó el ex presidente balear y ex ministro Jaume Matas al derivar hacia Arquia Caja de Arquitectos el pago de la mitad de su fianza de tres millones de euros que le impuso el juez para eludir el ingreso en prisión.

"Fue una burda maniobra de distracción" que "causó un gran rechazo", según Luís Corral, presidente de los arquitectos de Mallorca, porque se daba a entender que la caja corporativa avaló o financió al supuesto corrupto, cuando no era así. La cúpula del consejo advirtió que se reserva el derecho de emprender acciones legales "para reparar el daño causado a la imagen social de nuestra entidad y exigir las responsabilidades que en consecuencia procedan".

Más información

Matas logró un crédito de tres millones en el Banco de Valencia y, luego, dividió el dinero en dos cantidades iguales, pese a que pudo haber ingresado directamente la totalidad del importe. El ex político del PP es titular de una cuenta en Arquia ligada a una hipoteca de 600.000 euros que se subrogó en 2006 al comprar a un arquitecto un palacete de Palma por más de un millón de euros.

Dos días en la cuenta

Un directivo de Arquia dijo que Matas no tiene actividad alguna en su cuenta, más allá del pago de la cuota hipotecaria, y que ingresó en la misma 1,5 millones procedentes del Banco de Valencia y, sólo dos días después, ordenó que se transfiriera a la cuenta judicial. Con esta maniobra, daba a entender que había logrado completar la fianza con importes de orígenes diversos, cuando en realidad los tres millones procedían del mismo lugar: el Banco de Valencia, del grupo Bancaja, que gestionan sus amigos José Luís Olivas y Domingo Parra.

La portavoz del PSOE valenciano, Cristina Moreno, lamentó que "sea precisamente una caja valenciana, controlada por un ex presidente del PP, la que preste el dinero a otro ex alto cargo del PP para que evite la cárcel". Por su parte presidente de la caja de Baleares Sa Nostra, Fernando Alzamora -designado por el PP balear, que mantiene la mayoría en el consejo-, dijo que su entidad no hubiera financiado la fianza de tres millones que ha abonado el ex político "porque nunca ha sido cliente nuestro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 10 de abril de 2010.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50