Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mar mantiene "todas las posibilidades" para las plantas

La Xunta mantiene que las plantas de acuicultura tienen cabida dentro de la Red Natura 2000 a pesar de las sentencias del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). La conselleira del Mar, Rosa Quintana, aseguró ayer que el Ejecutivo gallego barajará "todas las posibilidades" de ubicación de piscifactorías en estos espacios protegidos "siempre y cuando se respete al máximo la directiva comunitaria" a través de la aplicación de medidas correctoras que "eviten daños" al medio ambiente. Quintana tiró de Unión Europea para considerar que pueden construirse las plantas con las precauciones precisas. La titular de Mar explicó que la Comisión Europea archivó en 2007 una denuncia presentada por la asociación ecologista Adega en relación con la planta de Rinlo porque no identificó "ningún indicio de infracción al derecho comunitario".

La posición original de la piscifactoría de Rinlo aprobada por el Gobierno de Fraga fue modificada posteriormente por el bipartito a su llegada a la Xunta, que la resituó más lejos del mar. La denuncia de Adega ante la Comisión Europea se refiere a la primera ubicación, mientras que la respuesta del organismo ya tiene en cuenta el cambio. Así, especifica que, como consecuencia de un informe de la Dirección Xeral de Conservación da Natureza de la Xunta "el promotor sometió información adicional en relación con las superficies de hábitats previsiblemente afectadas por las instalaciones e introdujo modificaciones al proyecto".

"No son aplicables"

Como consecuencia, "se han desplazado las instalaciones y reducido la superficie de actuación, lo que redundará en una menor afección prevista al hábitat prioritario". Una vez realizados estos cambios, la planta, de 218 metros cuadrados, ocupaba un 0,066% del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC). Las sentencias del TSXG se refieren también al proyecto de 2005. La Consellería de Medio Rural, encargada de dar el visto bueno a las evaluaciones ambientales, sostiene que los fallos se han tomado en base a criterios de 2005 y en proyectos concretos que ya han variado. Por lo tanto, "no son aplicables a otros proyectos con otros criterios".

Sobre la acusación de un doble delito de prevaricación al presidente de Portos de Galicia, Quintana aseguró que su departamento no tiene "constancia siquiera" de que "fuera admitida a trámite". Además, la titular de Mar entendió que en la denuncia del fiscal Álvaro Ortiz "falta parte de la documentación", en referencia a la denuncia archivada a Adega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de abril de 2010