La fusión de Iberia y British espera el plácet para cotizar en Madrid

La fusión de Iberia y British Airways se demora a la espera de que la compañía FTSE (que gestiona el índice bursátil londinense de referencia FTSE 100) dé luz verde a que la empresa resultante cotice también en la Bolsa española, según fuentes conocedoras de la operación. Ese permiso, que según las fuentes citadas se formalizará en las próximas dos semanas, se ha recibido ya verbalmente.

Iberia y British se habían marcado de plazo el primer trimestre del año para firmar el contrato de la fusión, para la que suscribieron un acuerdo de intenciones el pasado noviembre. Ambas compañías achacaron el incumplimiento del calendario a flecos de carácter técnico, sin dar más detalles. Ayer, un portavoz de Iberia insistió en la misma imprecisión, al igual que las fuentes consultadas en la parte británica.

Más información

El documento firmado en otoño establece que la cotización principal de las acciones de la compañía resultante de la fusión (con denominación provisional TopCo) se producirá en la Bolsa de Londres y estarán incluidas en el índice británico FTSE UK Index Series (British Airways está incluida en el más importante, el FTSE 100). Además, "si fuera posible" los títulos de TopCo cotizarán también en la Bolsa española (previsiblemente para ser incluidos en el Ibex 35, donde está Iberia).

Mantener los índices

Las fuentes consultadas apuntan que falta que FTSE establezca el mecanismo para que se mantenga la cotización en ambos índices, para lo que se necesita definir algunos asuntos técnicos, por ejemplo sobre la ponderación de las nuevas acciones en el londinense.

En todo caso, el acuerdo de intenciones firmado en noviembre condiciona la firma del contrato a la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para la cotización primaria en Londres. La CNMV explicó ayer que no pone ningún impedimento al respecto.

Además, el acuerdo prevé que si se consigue la doble cotización, la supervisión en materia de ofertas públicas de adquisición sobre TopCo se dividiría entre la CNMV y el UK Takeover Panel. Si sólo se incluyesen las acciones en la Bolsa británica, la supervisión correspondería exclusivamente a la CNMV. Esto es así porque si bien Londres será la sede financiera y operativa de la nueva compañía, el domicilio social y fiscal estará en España.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción