Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Anticorrupción denuncia sobrecostes del 23% en obras de Castilla y León

Las adjudicaciones fueron realizadas por el actual presidente del Parlamento

Las obras de la variante de Olleros de Alba (León) que el ex consejero de Fomento y actual presidente del Parlamento de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago (PP), adjudicó a la empresa Teconsa, implicada en el caso Gürtel, tuvieron un sobrecoste del 23%. Por si fuera poco, se ejecutaron con más de un año de retraso y nadie protestó.

El presupuesto 2,8 millones se disparó a 3,5 millones a costa de las arcas de esa comunidad, gobernada por el PP. Así se desprende de un informe enviado por la Fiscalía Anticorrupción al Tribunal Supremo que investiga la parte de la trama que afecta al ex tesorero nacional del PP Luis Bárcenas, aforado por ser senador. La policía sospecha que Bárcenas y Fernández Santiago pudieron percibir parte de las comisiones que supuestamente abonó Teconsa al cabecilla de la red, Francisco Correa, por interceder en la adjudicación.

La comisión de Correa por su gestión habría sido del 3% del importe total, unos 96.000 euros. El informe deja entrever que el concurso pudo estar amañado a favor de Teconsa y destaca que la mayor parte de los requisitos del concurso eran subjetivos.

Además, a última hora se añadieron otros nuevos que ignoraban todas las empresas participantes... excepto Teconsa. Sólo tres pasaron a la final y, según el informe pericial, las otras reunían más méritos que Teconsa.

Los conceptos argumentados para ampliar la obra y su coste no se sostenían; además, había empresas que por mucho menos de dinero estaban dispuestas a asumir las modificaciones que a la postre llevó a cabo Teconsa. Esa firma, con la que Correa mantenía inmejorables relaciones, es la misma que, sin experiencia previa, fue encargada del sonido durante la visita del Papa a Valencia. La televisión autonómica, Canal 9, dirigida por Pedro García -amigo del jefe de la trama corrupta en Valencia, Álvaro Pérez-, le adjudicó esas labores a la empresa por seis millones de euros, de los que la mitad fueron a parar a la red corrupta en forma de comisiones ilegales. Teconsa no hizo nada: subcontrató los trabajos a firmas especializadas que cobraron menos de la mitad del dinero proporcionado por la televisión valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de abril de 2010