Crítica:Crítica
i

El domador de bestias

Si el objetivo de una película de animación en 3D es que el espectador se sienta más partícipe de las acciones de los protagonistas, Cómo entrenar a tu dragón es perfecta, con esas secuencias aéreas que añaden emoción gracias al formato. Más allá de ello, la nueva obra de los responsables de Lilo & Stich es un catálogo de rupturas de estereotipos: las chicas vikingas también saben dar mamporros, la inteligencia es aún mejor que el músculo en una sociedad bárbara, y ya ni siquiera los dragones son lo que eran, pues sólo atacaban por miedo al hombre y ahora, más que provocar terror, son carne de mascota. En la domesticación del invasor, del salvaje, está el futuro. ¿Metáfora política? Igual nos estamos poniendo demasiado serios y simplemente haya que quedarse con el simpático entretenimiento para niños.

CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN

Dirección: D. DeBlois, C. Sanders.

Intérpretes: Gerard Butler, America Ferrera (voces).

Género: animación. EE UU, 2010.

Duración: 98 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 26 de marzo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50