Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro violado en el coro

Un ex miembro del célebre coro de Ratisbona Domspatzen, aseguró ayer que fue víctima de violencias sexuales en el internado en los años noventa. Es el testimonio más reciente que se ha recopilado.

Thomas Mayer fue interno del centro entre 1988 y 1992, cuando el director del coro era Georg Ratzinger, hermano del papa Benedicto XVI. En una entrevista al semanario Der Spiegel, el antiguo interno recuerda que las agresiones sexuales no eran inusuales entre los alumnos en aquella época. También alude a las violaciones que sufrió por parte de compañeros mayores. "Hacían repercutir (sobre los demás) la presión del sistema totalitario" que imperaba en el coro, afirma.

El obispado de Ratisbona reconoció dos casos de abusos sexuales contra niños en este coro fundado en 975, ambos anteriores a la época en que Ratzinger asumiera su cargo. Las revelaciones de Der Spiegel, por informar acerca de casos más recientes, suponen un elemento importante para las investigaciones. Actualmente, 19 de las 27 diócesis de la Iglesia católica alemana están implicadas en escándalos de abusos sexuales, que empezaron a emerger a fines de enero.

Mayer también abundó en los relatos que describen a Georg Ratzinger como un hombre "irascible" y "colérico", capaz de duras violencias contra los niños. "Le vi muchas veces tirar con rabia una silla contra el grupo de voces masculinas al que yo pertenecía", relató. Una vez su furor fue tal "que su dentadura (postiza) se le salió de la boca".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de marzo de 2010