Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ciclón dejó daños en cultivos y granjas por cuatro millones

Unións Agrarias cree "irrecuperable" más de la mitad de los campos arrasados

Unións Agrarias (UU AA) dio a conocer los daños que el invierno, pero sobre todo el ciclón Xynthia, han provocado en las explotaciones y cultivos gallegos. José Ramón González, secretario de agricultura y ganadería extensiva del sindicato, explicó que la situación supone un "problema grave" y reclamó a la Xunta indemnizaciones por cuatro millones de euros.

González afirmó que la provincia más afectada por el temporal es Ourense, concretamente la comarca de A Limia, con 900 agricultores afectados que suman 7.000 hectáreas dañadas, de las que 4.000 son "irrecuperables". Los daños en estas cosechas de cereal de invierno, principalmente trigo, ascienden a 2,5 millones de euros, que "es lo que no van a obtener los agricultores el próximo año más el coste de volver a preparar las tierras para sembrar en primavera". Para Unións Agrarias "es esencial que la Xunta arbitre medidas de indemnización a los perjudicados", ya que desde octubre esta zona está "sufriendo una crisis agraria importante". El sindicato subraya que la campaña de la patata ha sido "desastrosa".

En Ourense hay 900 afectados: "Esta zona sufre una crisis agraria importante"

Las 3.000 hectáreas restantes son recuperables, aunque calculan que la reparación de los daños supondría unos 500.000 euros. A la pérdida de los cereales de invierno se suma la imposibilidad de comenzar la siembra de patata, que suele iniciarse la segunda quincena de marzo. "En un 80% de las fincas no se puede entrar", comenta.

Otro punto que destaca González es la grave situación por la que pasan los almacenes de estas ganaderías. Los daños estructurales que han sufrido por el temporal requieren ayudas de "urgencia extraordinaria" ya que suponen el "pulmón de la explotación" y si no se arreglan pronto se perderá la cosecha que allí se guarda.

Según los datos que maneja UU AA, el arreglo total llega a los 300.000 euros. Actualmente hay dos almacenes en esta comarca en los que los daños ascienden a 30.000 euros, aunque el resto "son cuantías menores, de 1.000 o 1.500 euros". Los ganaderos no pueden demostrar que los daños en almacenes han sido causados por el ciclón hasta que se arreglen y, mientras las ayudas no llegan, lo recogido se estropea. Por eso González considera que las ayudas "tienen que ser más urgentes".

Las subvenciones que Unións Agrarias reclama ascienden a cuatro millones de euros, una cantidad que, según el sindicato, "no reventará ningún presupuesto", sobre todo teniendo en cuenta las ayudas que se aprobaron en años anteriores, "a pesar de que los inviernos fueron menos duros". Además de este presupuesto, que temen se quede corto, reclaman a las autoridades públicas competentes que ofrezcan bonificaciones fiscales y de la Seguridad Social, así como la posibilidad de aplazar deudas. "Para que un agricultor pague un seguro tiene que tener posibilidad económica", afirma González.

En el resto de Galicia el ciclón ha dejado daños en granjas intensivas y en invernaderos, aunque la comarca más afectada es la orensana, que, según el sindicato, "debe ser declarada zona catastrófica para poder atender a las necesidades que presenta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de marzo de 2010