Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Concentración contra la censura de las fotos de la trama Gürtel

Romà de la Calle, que dimitió el lunes como director del Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (Muvim) tras la censura por parte de la Diputación de Valencia de una exposición que contenía fotografías que ilustraban el caso Gürtel, recibió ayer todo el calor del mundo de la cultura. Más de 500 personas se concentraron a mediodía para apoyar al catedrático de Estética de la Universitat de València y presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos. Entre gritos de "Rus [Alfonso Rus, presidente de la Diputación], dimisión" y de "cultura, sin censura", De la Calle clamó a favor de la libertad de expresión. Además, consideró que este "ataque a la libertad de expresión merece un nombre: el de caso Caturla", en referencia al diputado provincial de Economía y Hacienda, Máximo Caturla, al que atribuye la retirada de las fotos de la muestra y del que dijo que por esta acción quedará relacionado con el caso Gürtel.

Por su parte, el Consell exigió a Miguel Bosé que rectifique su comparación de Cuba con la Comunidad Valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de marzo de 2010