Clinton fracasa en lograr el apoyo de Brasil para nuevas sanciones a Irán

EE UU y la UE endurecen el tono de las acusaciones contra el plan atómico iraní

El principal objetivo de la visita oficial que la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, hizo ayer a Brasil era persuadir a la potencia latinoamericana para que apoye una nueva ronda de sanciones a Irán por su ambiguo programa nuclear. El resultado cosechado, sin embargo, no tuvo que ser muy celebrado en Washington. Incluso antes de reunirse con Clinton, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, reiteró su deseo de insistir en el diálogo subrayando que "sería imprudente arrinconar a Irán". Brasil tiene actualmente un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU.

La diplomacia brasileña sigue firme en su parecer de que las sanciones económicas a Teherán servirían sólo para empobrecer la vida del pueblo iraní. Por ello, prefiere el diálogo con dicho país. Según Lula, que tiene previsto viajar a Irán en mayo, las sanciones son el camino más corto para la violencia. El mandatario insistió ante la prensa en que "Brasil mantiene su posición y entiende que es posible hallar otra vía" para gestionar la cuestión iraní.

Lula dice que sería "imprudente" arrinconar a Teherán

Horas más tarde, Clinton replicó con firmeza. "El tiempo para la acción internacional ha llegado. Sólo cuando hayamos aprobado nuevas sanciones en el Consejo de Seguridad, Irán negociará de buena fe", dijo.

Las reticencias de Brasil no son el único obstáculo en el camino de las sanciones. En la reunión celebrada ayer de la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), China reiteró su voluntad de que las negociaciones con Teherán prosigan, según fuentes diplomáticas citadas por Reuters. Washington ha intensificado sin aparente éxito en las últimas semanas su presión sobre Pekín para que respalde la ronda sancionatoria. China dispone de poder de veto en el Consejo de Seguridad.

La UE, presidida este semestre por España, y EE UU acusaron en la reunión a Irán de violar el Tratado de No Proliferación nuclear con su controvertido plan atómico y su reticente colaboración con el OIEA y le advirtieron de más sanciones si mantiene su conducta provocadora y desafiante.

"La UE comparte la inquietud del OIEA acerca de la posibilidad de que en Irán se hayan llevado a cabo actividades ocultas, en el pasado o en la actualidad, relativas al desarrollo de una carga útil nuclear para un misil", afirmó en nombre de la UE el embajador de España ante la ONU y los organismos internacionales en Viena, José Luis Roselló.

La Europa comunitaria se expresó en una línea más dura de lo habitual respecto a Irán. Ante los "persistentes incumplimientos de Irán de sus obligaciones internacionales y su aparente falta de interés en continuar las negociaciones", se hace "necesaria una clara respuesta", advirtió Roselló.

Hillary Clinton y Luiz Inácio Lula da Silva, en Brasilia.
Hillary Clinton y Luiz Inácio Lula da Silva, en Brasilia.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 04 de marzo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50