Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Londres se rinde al reino de Ife

Un centenar de esculturas nigerianas deslumbran en el British Museum

La crítica británica ha saludado con entusiasmo la llegada al Museo Británico de la exposición El reino de Ife, una muestra de más de 100 piezas, principalmente esculturas de terracota y, sobre todo, de bronce y otros metales, realizadas entre los siglos XII y XV en ese antiguo reino yoruba situado en lo que hoy es territorio de Nigeria. Expuesta de la mano de la Fundación Marcelino Botín, primero en Santander y luego en Madrid, la muestra, que se podrá ver en Londres desde hoy hasta el 6 de junio, viajará a Nueva York, Virginia e Indianápolis en colaboración con el Museo de Arte Africano de Nueva York.

"Es una exhibición excepcional incluso para los altos estándares establecidos en los últimos años por el Museo Británico", escribe en The Guardian el crítico de arte Jonathan Jones. Richard Dorment, del Daily Telegraph, muestra un entusiasmo comparable: "La calidad de las estatuas de cuerpo entero, cabezas, objetos rituales y vasijas prestados por la Comisión Nacional para los Museos y Monumentos de Nigeria es asombrosa. ¿Qué puedo decir? Exposiciones como ésta sólo llegan una vez en la vida".

La exposición fue ideada e impulsada desde 2005 por Paloma Botín

La exhibición fue ideada e impulsada por Paloma Botín, vocal del Patronato de la Fundación Botín, que inició en 2005 los contactos para conseguir que las piezas salieran de Nigeria. En la presentación de la exposición, Botín destacó la colaboración con los responsables del cuidado de las obras en Nigeria y cómo han seguido de cerca la restauración de alguna de las piezas en Madrid y Londres. "Queríamos hacer una exposición de arte africano por la gran influencia que ha tenido en muchos artistas del siglo XX, como Picasso", explicó Botín. "Adoro estas obras y haré todo lo que pueda para que el dinero que recibirá Nigeria por cederlas se utilice para mejorar los museos que las exponen", aseguró.

Enid Schildkrout, comisaria de la muestra y directora de exposiciones y publicaciones del Museo de Arte Africano de Nueva York, destacó la "hermosa colaboración internacional" que ha hecho posible la exposición y la calificó de "un testimonio de cooperación para preservar nuestra herencia cultural".

Calificados por el crítico Francisco Calvo Serraller como "los auténticos griegos del arte del África negra", poco se sabe de los artistas que dieron luz a estas obras. No hay testimonios escritos del reino de Ife y los trabajos arqueológicos apenas han arrojado luz sobre su origen. El tesoro artístico de Ife fue descubierto en 1910 por el arqueólogo alemán Leo Frobenius, que creyó haber descubierto un tesoro semejante a la Atlántida y se preguntó de dónde podían venir aquellas esculturas perfectas, incapaz de aceptar que fueran el producto de una civilización que él consideraba atrasada.

Las esculturas de Ife dan cuenta de la existencia de una avanzada civilización africana. El hecho de que apenas haya recursos minerales en la región da a entender que se trataba de una zona de fuerte implantación comercial, capaz de importar la materia prima, como el cobre, que daría paso a la creación de las esculturas. Éstas representan a mandatarios locales, a jóvenes guerreros y también a mujeres y niños. Llama la atención el detalle con que los escultores reflejaban las enfermedades y penurias del momento, o la fidelidad con que mostraban también el sufrimiento por el que estaban pasando los extranjeros sometidos a sacrificios humanos para saciar a los dioses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de marzo de 2010