Bruselas pide a Grecia más medidas de ajuste

La Comisión Europea ha pedido a las autoridades griegas que adopten nuevas medidas para asegurar la reducción del déficit público desde el 12,7% al 8,7% del PIB este año. El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, manifestó ayer durante su visita a Atenas que "los riesgos ligados a las evoluciones macroeconómicas y al desarrollo de los mercados son reales por lo que medidas de consolidación suplementaria son necesarias para estar seguros de alcanzar el objetivo de reducción del déficit este año".

Rehn hizo estas manifestaciones tras mantener un encuentro con el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, que se desarrolló en un clima de franca colaboración. En este sentido, Rehn expresó su confianza en las medidas adoptadas por la Administración helena para reducir el desequilibrio presupuestario. "Estoy seguro", dijo el comisario, "que juntos superaremos este formidable desafío económico y fiscal".

Más información
Los funcionarios griegos recrudecen sus amenazas contra los recortes de salarios
Grecia prepara más medidas para librarse de "una terrible bancarrota"
Nana Mouskouri renuncia a su pensión europarlamentaria por la crisis griega

Papandreu ha expresado en reiteradas ocasiones la necesidad de que la población griega asuma importantes sacrificios para sanear las cuentas públicas. El primer ministro manifestó que "hoy pedimos a los hombres y mujeres griegos que se sumen a nuestra causa común para salvar a nuestro país y una abrumadora mayoría de nuestros ciudadanos están dispuestos a hacerlo y, a pesar del precio, todo el mundo dice sí".

En la misma línea, el ministro griego de Finanzas, Yorgos Papaconstantinu, aseguró tras una reunión con el comisario europeo que "el Gobierno hará todo, incluyendo las nuevas medidas para disminuir el déficit en cuatro puntos porcentuales en 2010".

El ministro de Economía griego, Louka Katseli, afirmó que el primer ministro Papandreu revisaría los planes fiscales de Grecia después de la visita de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional a Atenas la semana pasada.

Las medidas adoptadas hasta ahora han logrado relajar la presión de los mercados contra la deuda griega. Esta reacción favorable de los mercados allana el terreno para refinanciar unos 25.000 millones de bonos, operación que debería realizarse el próximo mes de abril.

En caso de emergencia, no obstante, contará con financiación europea. El eurodiputado Jorgo Chatzimarkakis, ha manifestado que Alemania, Francia y Holanda comprarían bonos griegos si fuera necesario, utilizando entidades públicas como la alemana KfW o la francesa Caisse des Depots.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS