La oposición exige que se cambie el auditor de la empresa pública

Los grupos de la oposición del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet instaron ayer a la alcaldesa de la ciudad, Núria Parlón, a cambiar la empresa auditora de Gramepark después de que ayer EL PAÍS revelara que otra consultora alertó de que en octubre de 2008 la sociedad pública estaba ya al borde de la quiebra. El ex alcalde Bartomeu Muñoz conocía los resultados de los auditores desde el mes de enero de 2008.

El primer teniente de alcalde de la ciudad, Joan Carles Mas, admitió tras el pleno de ayer haber visto un borrador de la auditoría que publicó este diario en enero de 2009, aunque afirmó que no fue hasta noviembre del año pasado cuando vio el informe definitivo. Mas aseguró que desconocía que se estuviera elaborando ese informe. Según el concejal, sólo la carga de proyectos de Gramepark le dio que pensar, aunque lo relativizó considerando que eso depende de la capacidad de la empresa para afrontar sus créditos.

Más información
Gramepark adjudicó a dedo y sin proyecto obras por seis millones

Todos los partidos de la oposición (CiU, el PP e ICV) dijeron desconocer la existencia de este informe. Manel Olivés (CiU) sugirió que el Ayuntamiento cambie de empresa auditora y lamentó la "opacidad" del actual equipo de gobierno. De la misma forma, el concejal de ICV-EUiA Siscu Sánchez afirmó que el grupo ya había advertido de que había "proyectos de Gramepark" que eran cuestionables y criticó que el gobierno local hubiera afirmado que el resultado de la empresa pública era de 3,5 millones de pérdidas, cuando el otro informe las elevaba a 4,8 millones.

"Más transparencia"

Ayer por la tarde tomó posesión el nuevo interventor municipal, Aurelio Corella Colás. La oposición afirmó que el relevo de la anterior interventora, Maite Carol, "no es casualidad". La ex fiscalizadora de las cuentas impugnó su cese por considerarlo irregular y aseguró que no descarta acciones penales contra el teniente de alcalde Joan Carles Mas "por los delitos de prevaricación y/o coacciones".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el pleno de ayer, ICV-EUiA criticó que cesara la interventora 10 días antes a que su sucesor asumiera el cargo. "¿Es necesario que haya un interventor provisional?", planteó el grupo municipal, que recordó que estas prácticas "no ayudan" a transmitir "la imagen de transparencia de la supuesta nueva etapa". El PP consideró que el equipo de Parlón relevó a la interventora "porque le resultaba molesta" y reclamó "más transparencia".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS