La UE exige a Google que pida permiso para mostrar casas habitadas

El grupo de trabajo de la Comisión Europea encargado de velar por la protección de la privacidad de los ciudadanos envió el pasado 11 de febrero una carta a Google en la que expresa su preocupación por el tiempo que almacena las imágenes fotográficas que usa en su servicio de mapas Street View y le recomienda que avise con antelación a los vecinos que retratan sus cámaras.

Street View es un producto de Google que, desde 2007, ofrece, superpuestas a sus mapas, imágenes de carreteras y calles de ciudades en 29 países del mundo. Normalmente difumina las caras de las personas y en su página web ofrece la posibilidad a los internautas de que pidan la retirada de imágenes que les afecten.

La Comisión pide en su carta a Google que guarde las fotos originales, en las que todavía no ha difuminado las caras de los transeúntes, sólo seis meses, y no 12, como hace ahora. También pide que trate de evitar la toma de imágenes "sensibles, y que contengan detalles íntimos".

Google asegura que, por norma, publica la información al respecto en su página web. Además, en un comunicado enviado a la agencia Bloomberg, el abogado y jefe de la oficina de privacidad de Google, Peter Fleischer, dijo que "guardar las imágenes originales es legítimo y está justificado para garantizar la calidad y la fiabilidad de los mapas y para rectificar los errores que se den en el proceso de difuminado".

Demandas

En EE UU, Street View también ha originado quejas. El jueves de la semana pasada, la juez de Pensilvania Amy Reynolds desestimó la demanda que un matrimonio de Pittsburg había interpuesto contra Google por invasión de la intimidad y otros cuatro cargos. Un coche con cámaras de Google había entrado en 2008 en su camino privado, hasta la puerta de su garaje, y había grabado su casa y su patio.

En un documento judicial, la empresa citó literalmente el compendio de leyes de responsabilidad civil del Instituto de Leyes Norteamericanas, diciendo: "La privacidad completa no existe en este mundo excepto en el desierto, y cualquiera que no sea un ermitaño debe esperar y asumir los pequeños incidentes de la vida comunal de la que es parte". El jueves pasado, la juez le dio la razón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 27 de febrero de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50