Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una casa, un trabajo, un país

Cineastas franceses dan voz en un corto a los miles de 'sin papeles' en huelga

Un grupo de cineastas ha salido en defensa de los miles de inmigrantes sin papeles de Francia que desde hace cuatro meses hacen huelga en la entrada de las obras o de los restaurantes donde trabajaron durante años. Los cineastas, entre los que figuran Laurent Cantet, Isabelle Adjani, Juliette Binoche, Robert Guédiguian o Bertrand Tavernier, entre otros, respaldan un cortometraje de tres minutos que sirve para dar voz y poner rostro a estas personas.

En el corto, firmado por el Collectif des Cineastes pour les Sanspapiers, que se titula On bosse ici! On vit ici! On reste ici! (¡Curramos aquí, vivimos aquí, nos quedamos aquí!) aparecen varias decenas de estos inmigrantes contando parte de su historia. La cámara es simplemente un testigo que sirve para que el otro se explique. Así, en una de las primeras escenas, uno de estos inmigrantes, que se encuentra rodeado de otros, dice: "Ese edificio que tenemos detrás lo hemos hecho nosotros. Yo llevo trabajando aquí más de tres años". Luego, otros trabajadores sin papeles enumeran los lugares en los que han desempeñado una actividad laboral sin que nadie les reconociera el más mínimo derecho: "El supermercado Carrefour, el supermercado Monoprix, la Asamblea Nacional...".

La cámara sirve como testigo para que los inmigrantes se expliquen

Una mujer de origen oriental, sentada a una mesa frente a una máquina de coser, da también su lista de empresas que la han empleado sin pedirle jamás papeles. Hay uno que cuenta que cobraba 300 euros; otro que explica que jamás podía irse de vacaciones. Otro que pagaba impuestos, que cotizaba para un retiro que jamás cobraría; otro, sentado en la mesa de un restaurante, asegura que el miedo a ser atrapado por la policía y devuelto a su país cansaba más que el propio trabajo explotador... Y otro hombre, de origen magrebí, concluye: "Hemos contribuido a engrandecer Francia, pero no hemos encontrado la libertad".

El corto se presentó el lunes en la Cinemateca Francesa y, a partir del 10 de marzo, se proyectará en 500 salas en toda Francia. El objetivo es servir "de caja de resonancia" de este grupo de inmigrantes para que se abra un verdadero debate sobre su situación y sobre su futuro, según explicó el director Laurent Cantet, Palma de Oro en el Festival de Cannes de 2008 por su película La clase. "Hay cerca de 6.000 personas en huelga dentro de una gran indiferencia política y mediática que nos ha chocado mucho", continuó.

El manifiesto que acompaña al corto y que pide, entre otras cosas, la regularización de estos trabajadores sin papeles, ha sido ya firmado por 350 profesionales del cine. Comienza así: "¿Cuál es la diferencia entre un trabajador sin papeles y otro con papeles? Ellos están ahí. Trabajan, construyen nuestros edificios, arreglan nuestras calles, limpian nuestras oficinas...".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de febrero de 2010