Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos andaluces temen una ley de "eutanasia encubierta"

Los obispos de Andalucía dieron ayer por primera vez apoyo a la ley de muerte digna aprobada por el Gobierno andaluz, pero en el mismo texto en el que se muestran a favor de la norma desgranan una batería de reticencias al proyecto que acaba dejando en el aire su postura definitiva. La cúpula eclesiástica andaluza valora "positivamente" que se regule "en favor de la humanización del proceso de la muerte", pero considera que algunos aspectos de la ley resultan "ambiguos", "con el riesgo de favorecer una eutanasia encubierta".

Los obispos exigen que se clarifiquen varios aspectos del proyecto. El primero, la distinción que recoge el preámbulo entre "vida biológica" y "vida antropológica". Para los obispos esta diferencia "carece de fundamento". "La vida humana es siempre una unidad biológica y personal y la atención médica ha de ser integral", apuntan.

También piden

limitar la autonomía del paciente, en la que la ley basa la mayoría de sus postulados. "La autonomía personal nunca puede llegar a justificar decisiones o actos contra la vida humana propia o ajena", aseguran.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 2010