Lucha contra la crisis

PNV y CiU se perfilan como soportes esenciales del acuerdo contra la crisis

Los grupos de izquierda prevén un pacto entre el Gobierno y los nacionalistas

Antes de que comience a rodar la comisión gubernamental que tiene como misión conseguir un pacto estratégico sobre política económica, CiU y PNV se vislumbran como principales soportes del gran acuerdo en torno a las reformas que quiere llevar adelante el Gobierno. En él también podrían estar Coalición Canaria y UPN, según reconocen fuentes socialistas.

Aunque el Ejecutivo no cerrará la puerta a ninguna fuerza política, el contenido de las reformas, al menos por las líneas generales que se conocen, provoca de entrada el rechazo de los partidos de la izquierda parlamentaria. IU, ICV y BNG ponen muchas objeciones, algunas insalvables, y también Nafarroa Bai. ERC, aunque no de manera tan frontal, asimismo recela. UPyD se encuentra tan distanciada del Gobierno como el PP.

Los peneuvistas no quieren aparecer como único apoyo del Ejecutivo

Más información

Lo cierto es que el Gobierno ya ha dado muestras del interés que tiene en CiU y en el PNV. El presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, informó durante el fin de semana al portavoz del grupo catalán, Josep Antoni Duran Lleida, de que en el debate del Congreso del miércoles iba a anunciar la creación de esa comisión, presidida por la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, junto a José Blanco, ministro de Fomento, y Miguel Sebastián, titular de Industria. Un día antes de la sesión parlamentaria, el pasado martes, el presidente también telefoneó al portavoz del PNV, Josu Erkoreka, para hacerle partícipe de sus intenciones.

Aunque hay algunas diferencias entre uno y otro, ambos están dispuestos al acuerdo. Desde luego lo está CiU, ya que Duran incluso se adelantó al Gobierno al formular en alto la petición de que, ante la gravedad de la crisis económica, debía haber un gran pacto de Estado. Por otro lado, el PNV no es tan proclive a pactar con el Gobierno, pero sí está dispuesto a colaborar si las reformas que se proponen "son sensatas".

No obstante, los peneuvistas ya han pasado el mensaje de que no quieren "aparecer como los salvadores del Gobierno", y, por tanto, instan al Grupo Parlamentario Socialista a que "mantenga la geometría variable y cuente también con otros", según reconocen fuentes del PNV. "No queremos ser los palanganeros del Gobierno", señaló abiertamente ayer Josu Erkoreka.

El mensaje se lo transmitió a José Antonio Alonso, portavoz del Grupo Socialista que, junto al secretario general, Eduardo Madina, mantuvo las reuniones previstas con los portavoces.

Esos contactos "son complementarios" a la tarea que desarrollarán los tres ministros, ya que sus acuerdos se plasmarán después en el Congreso y corresponderá a Alonso su "traducción parlamentaria".

De las reuniones que ayer mantuvieron Alonso y Madina con Erkoreka primero, y después con Joan Ridao, de ERC, para terminar con Gaspar Llamazares, de IU, y Joan Herrera, de ICV, se desprende que el acuerdo con los tres últimos es muy difícil. "No vamos a ser los palmeros del ajuste duro", señaló Llamazares. Sí apoyarían subir los impuestos para las rentas altas, señaló Herrera. Pero no creen que las reformas vayan por ese camino. No obstante, las formas se mantienen. Prueba de ello es que la vicepresidenta económica, Elena Salgado, telefoneó ayer a Joan Ridao, de ERC. En las próximas horas llamará a todos los demás.

Las propuestas del PNV

- Reducción del número de ministerios y análisis completo de las políticas públicas para que no haya duplicidad entre ministerios y competencias autonómicas. Negociar para ver de dónde se puede recortar. Si se tiene que hacer recortes salariales en la Administración, que no afecten al nivel bajo-medio.

- Subir impuestos ahora es un error. A medio plazo habría que decidir qué política social se hace. Y si es necesario para financiar esas políticas sociales, se debiera tender a aumentar los impuestos directos y proporcionales sobre las rentas.

- Las políticas sociales generan derechos, pero tienen costes que hay que estar dispuestos a financiar.

Las propuestas de CiU

- Reducción temporal de las cotizaciones a la Seguridad Social de las empresas que cuenten con menos de 10 trabajadores si logran mantener o crear empleo en los dos próximos años.

- La Administración financia parcialmente el coste de la disminución de jornada de los trabajadores que la empresa no pueda mantener a tiempo completo para evitar despidos y cierres.

- Reducir el IVA del 16% al 7% en la rehabilitación de viviendas y reducción del IVA (sin especificar) para el sector turístico.

- Simplificación para la creación de microempresas destinadas a los jóvenes emprendedores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de febrero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50