Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El cine, fotografía en movimiento

La revista 'C Photo' cierra su "enciclopedia del siglo XXI" con un número sobre ambas artes - lncluye imágenes de Kubrick, Dreyer, Lynch, Mekas y Almodóvar

Walker Evans solía mover los muebles de sitio antes de hacer una foto, mientras que Jonas Mekas tomaba la calle con su cámara para rodar todo lo que veía sin manipulación alguna. Evans es hoy un clásico de la fotografía realista -directa, sencilla y documental-, mientras que Mekas sigue siendo uno de los padres indiscutibles del cine de vanguardia, capaz de trascender cualquier realidad para evocar un mundo imaginario.

La frontera narrativa entre cine y fotografía es difusa. Hijas de la misma tecnología, se retroalimentan con una voracidad caníbal. Una dependencia a la que dedica sus páginas el último número (el 10, titulado Making movies) de la revista C International Photo Collection (Ivorypress). Un libro-ensayo visual que reúne el trabajo (en muchos casos inédito o poco difundido) de creadores como Stanley Kubrick, Carl Theodor Dreyer, Pedro Almodóvar, David Lynch, Christopher Doyle o el propio Mekas.

Andreu: "Hemos usado los archivos de los cineastas con total libertad"

"Congeladas o en movimiento ambas formas de expresión siempre encierran una historia. Se sabe que Walkers Evans movía relojes o cambiaba las mecedoras de sitio. ¿Es eso ficción o no?", apunta Ignacio Andreu, editor de los cuatro últimos números (todos ellos monográficos) de C International Photo Magazine y encargado de la selección de los cineastas-fotógrafos de este nuevo trabajo, que pretende demostrar "la vinculación artística entre cine y fotografía". Un volumen con el que se cierra el primer paso de C Photo y que, según explican en la editorial, continuará con un próximo proyecto -también de cinco años- que se anunciará esta primavera y se conocerá en otoño. "Hace cinco años nos propusimos crear una enciclopedia de la fotografía del siglo XXI y lo hemos conseguido", apunta Oscar Mariné, director creativo de C Photo. "Dedicamos seis meses a cada libro, un lujo y una locura. Cada página la discutimos, a veces hasta la desesperación, pero lo que está claro es que la secuencia de cada tomo está medida de principio a fin. Queríamos hacer algo distinto en el mundo editorial, estar en las estanterías de los mejores museos del mundo. Y lo hemos logrado"

Making movies muestra las diferentes relaciones que existen entre cine y fotografía a través de los creadores que han convocado. "La intención primaria es que fuera una selección ecléctica, aunque lo importante, más allá del gusto del editor-coleccionista-comisario, era crear un discurso", afirma Ignacio Andreu. En ese discurso brilla con luz propia la extraña frescura de los años de reportero gráfico del joven Kubrick, la genial composición de las fotografías-fotogramas de Dreyer, la selección de fotografías de la edad de oro del coleccionista suizo Christoph Schifferli, el discurso que sobre la idea del archivo y del valor artístico de las fotografías encontradas crea Mike Mills, la soledad y el humor que muestra la íntima cámara de Almodóvar o el uso que Jonas Mekas hace de las tiras de película como obras de arte independiente. El cine alimenta a la fotografía como la fotografía, en una eterna vuelta de tuerca, alimenta al cine.

En una entrevista con Mekas ("él, como los otros cineastas vivos, nos ha dado absoluta libertad para usar su archivo", afirma Andreu), el cineasta apunta al hablar sobre la frontera entre ficción y realidad: "Mis películas son como el pan o el vino. Todo es real, pero durante el proceso de creación del pan o del vino, la materia original se transforma. De la misma manera yo extraigo pequeños fragmentos de realidad y los transformo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 2010