Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno estudia liberalizar las torres de control

Fomento quiere dar a AENA base legal para organizar los turnos

El Gobierno estudia la liberalización del servicio de control de tráfico aéreo, de modo que se pueda contratar a otros proveedores distintos de la empresa pública AENA, que actualmente es el único certificado en España, según fuentes cercanas al Gobierno. Se trata de dar la posibilidad legal de que el gestor de los aeropuertos (también AENA) pueda sacar a concurso el servicio de control en su ámbito, de modo que puedan presentarse empresas españolas o extranjeras con sus propios controladores. La legislación europea permite que cualquier proveedor certificado en un Estado pueda dar servicio en cualquier otro miembro de la Unión.

Esta medida no resolvería de manera inmediata la situación creada por la ruptura de la negociación con los controladores aéreos por parte de AENA, que no puede garantizar el tráfico en Semana Santa ya que en esas fechas caduca el actual acuerdo de prolongación de jornada. Con la que marca el actual convenio es imposible atender todo el tráfico.

Anoche el ministro de Fomento, José Blanco, estudiaba con su equipo dos propuestas que ha presentado la Dirección General de Aviación Civil, si bien el portavoz del ministerio no confirmó que se llevase hoy alguna decisión al Consejo de Ministros, al que con toda probabilidad al menos se informará de la situación.

Entre las propuestas analizadas figuran medidas para dar a AENA los medios legales para organizar el trabajo de los controladores aéreos al margen de lo que marca el actual convenio colectivo, según fuentes cercanas al Ejecutivo.

En todo caso, la intención de Blanco es tomar decisiones rápidamente para evitar un bloqueo de la circulación aérea en Semana Santa, de modo que no se demorarían más allá de la siguiente reunión del Gobierno.

La preocupación cunde en el sector turístico y en las aerolíneas, que incluso se han mostrado dispuestas en reuniones privadas a reclamar a AENA que sufrague los daños, en caso de que en Semana Santa se repitan situaciones de bloqueo en los aeropuertos, según fuentes del sector.

Por su parte, el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, exigió ayer al Ejecutivo central que coja "el toro por los cuernos" y apruebe un decreto ley que garantice las conexiones aéreas de Canarias mediante la sustitución de los controladores de AENA por controladores militares o europeos. Ninguna de las dos posibilidades garantiza la solución inmediata, ya que, entre otras consideraciones, cada puesto de control requiere habilitaciones específicas.

El documento interno de AENA que el jueves repartió el sindicato de controladores USCA recoge la posibilidad de que la Agencia de Seguridad Aérea otorgue habilitaciones de contingencia para civiles y militares (por ejemplo se eliminaría el requisito de saber español), pero el periodo de formación es de al menos cuatro semanas. En el caso de los militares, la dificultad estriba además son sólo unos 250.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de febrero de 2010