Entrevista:CARLES CAMPUZANO (CiU) | El debate sobre la inmigración

"Si no empadronáramos a todos, el problema sería mayor"

El portavoz de inmigración de CiU en el Congreso afirma que las políticas del PP y del PSOE han fallado.

Pregunta. Su correligionario Duran i Lleida ha afirmado, a propósito de la polémica de Vic, que "ya era hora de que alguien le parara los pies a la inmigración irregular".

Respuesta. Es evidente que la inmigración irregular supone un problema. Entre 2000 y 2005 fueron regularizadas cerca de un millón de personas, y todos sabemos que llegaron por vías irregulares.

P. ¿No hay que empadronar entonces a los sin papeles?

R. Si esas personas no se empadronaran, el problema sería mayor. Otra cosa es que ello genera necesidades que los ayuntamientos por si solos y sin medios no pueden resolver. Quizás el Ayuntamiento de Vic se encuentra realmente superado por la situación.

"El Reglamento de Extranjería debe dar medios contra los pisos patera"

Más información

P. ¿Hay un vacío legal en cuanto al empadronamiento en la Ley de Extranjería y en la Ley de Bases del Régimen Local?

R. El problema no está tanto en las leyes como en las políticas fallidas del Gobierno central, tanto del PP como del PSOE. Es necesario establecer criterios uniformes a la hora de empadronar, de forma que los ayuntamientos tengan capacidad para hacer frente a la sobreocupación de pisos y a las necesidades en materia de asistencia social. Eso quizás no exige reformas del marco legal, pero sí en el desarrollo reglamentario de la Ley de Extranjería. Sería un error atribuir a los ayuntamientos la capacidad de legalizar a los extranjeros. Las opiniones públicas tienen poca confianza en que los gobiernos puedan controlar la inmigración. Ante esa sensación de descontrol, se tiende a creer que actuaciones simples pueden solucionar problemas complejos.

P. ¿Es partidario de rechazar el empadronamiento en una vivienda en función de sus metros cuadrados y del número de personas que viven en ella?

R. Soy partidario de que los ayuntamientos tengan medios legales para luchar contra la sobreocupación de pisos. El desarrollo reglamentario de las leyes de Extranjería y de Bases del Régimen Local debe darles margen y medios para actuar en este sentido. Creo que ha habido ligereza al calificar de xenófobas las declaraciones de Ayuntamiento de Vic.

P. ¿Cree que el debate generado es positivo o que, por el contrario, alienta sentimientos xenófobos?

R. Creo que se ha polarizado demasiado entre quienes lo han intentado apagar y quienes han demonizado al ayuntamiento. No debemos olvidar que los populismos han tenido éxito en Europa cuando los partidos democráticos han dejado de abordar los problemas que preocupaban a las opiniones públicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de enero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50