Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Consultas populares en Cataluña

"Si mejora Cataluña, también será bueno para nosotros"

Los inmigrantes se suman al 'sí' a la independencia

Con 35 muncicipios llamados a votar sobre la independencia, la comarca de Osona fue el epicentro de las consultas soberanistas. Y Vic, su capital, el indiscutible ombligo. Cuna del catalanismo católico y conservador, la ciudad y las restantes 34 poblaciones respiraban consultas desde hacía semanas y ayer el ambiente fue de fiesta y reivindicación. Entre los miles de vecinos que acudieron a votar destacaron por número los de origen inmigrante, marroquíes y subsaharianos, convencidos de que si Cataluña pudiera administrar sus recursos, sería beneficioso también para ellos. Uno de los dos seminarios de la ciudad se convirtió en centro de prensa y de las comparecencias que acapararon los líderes de Esquerra Republicana y de Convergència.

El segundo núcleo de las consultas fue Sant Cugat del Vallès, la única gran ciudad del área metropolitana que votó y la más poblada de las que lo hicieron, con casi 60.000 habitantes. El votante que se llevó la palma del protagonismo fue Jan Monells, un estudiante que vive en Los Ángeles y no quería perderse la jornada. Para ello organizó una colecta en Facebook. Los 100 euros que le sobraron los donará a las selecciones catalanas, explicaba eufórico con una bandera estelada colgada al cuello.

La provincia de Girona registró el único incidente de la jornada cuando los Mossos d'Esquadra detectaron a tres jóvenes de estética skin que se paseaban por Banyoles en un coche en el que hallaron barras de hierro, un bate de béisbol, una pancarta, un megáfono y otros objetos que los agentes decomisaron. Tras identificar a los jóvenes, les dejaron marchar. Banyoles es la capital de la comarca del Pla de l'Estany, donde 11 municipios se movilizaron de forma conjunta y los vecinos se volcaron en la consulta. Incluso hubo una familia que cedió su garaje para instalar una mesa electoral.

En todas partes, la participación de los inmigrantes, que no pueden votar en otras convocatorias, fue muy elevada. N'Diaye Halassane, de Guinea Conakry, partidario del a la independencia, argumentó: "El pueblo tiene que decidir sobre su futuro y aspirar a la independencia". Llegada de China hace nueve años, Xiao Ping también votó sí: "Si las cosas mejoran en Cataluña, también será bueno para nosotros".

Con mucha menos fuerza que en las comarcas de Barcelona y Girona, en las de Lleida la mayor ciudad con consulta fue Tàrrega. "El resultado será importante, pero habrá que valorar la movilización ciudadana sin precedentes que ha provocado este referéndum", celebraba el portavoz de la plataforma Tàrrega Decideix, Jaume Huguet. Entre los votantes hubo vecinos de todas las edades. Isaac González, de 21 años, estaba feliz de intervenir en la consulta: "El resultado no es vinculante, pero servirá para decirles a los políticos que los catalanes estamos muy insatisfechos. Tendrán que tomar nota y mojarse". Dolors Gassó, de 81 años, se mostró convencida de que servirá para "hacer reaccionar" al Gobierno español. "Nos tendrán que hacer caso", proclamó acompañada de su inquilino, Abdul Bilhbib, un inmigrante marroquí de 44 años que lleva 15 en España.

Esta información ha sido realizada por Bertran Cazorla, Ivanna Vallespín, Rebeca Carranco, Lluís Visa, Maiol Roger y Ferran Balsells.

Eco internacional

Las agencias Reuters y France Press, los diarios franceses Le Monde y Libération, los italianos Il Giornale e Il Corriere della Sera, la agencia rusa Belapan, la televisión pública británica BBC y el diario Financial Times, la televisión Al-Jazeera y la revista mexicana El Proceso son algunos de los medios de comunicación extranjeros que han informado de las consultas soberanistas en Cataluña. Le Monde incluso dedicó un editorial a la cuestión en el que, bajo el título 'Le mal catalan', reclamó a Europa que tome nota.

Además de medios internacionales de ámbito nacional también cubrieron la jornada de consultas periódicos de las zonas de procedencia de los observadores internacionales: sardos, escoceses, irlandeses, galeses, de los Países Bajos y de Quebec, además de gallegos y vascos.

En casi todos los casos -como en el de Libération y la BBC- los medios han desplazado corresponsales a la comarca de Osona, desde donde escriben extensos reportajes con entrevistas a votantes de distintas edades y municipios, todos partidarios de la autodeterminación. Diarios y páginas web explican el origen de las consultas, el impulso ciudadano en su organización y su condición de no vinculantes. También dan voz a las cabezas visibles de las plataformas organizadoras, además de destacar el papel del presidente del Barça, Joan Laporta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de diciembre de 2009

Más información