Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pide ayuda a la ONU para resolver el 'caso Haidar'

El Gobierno urge a Marruecos a dar una respuesta

José Luis Rodríguez Zapatero anunció ayer en Estoril (Portugal) "nuevas iniciativas y propuestas" ante la crisis desatada por la expulsión de la activista saharaui Aminetu Haidar. Casi al tiempo, el interlocutor del Ejecutivo con Haidar, Agustín Santos, revelaba que el Gobierno ha pedido la intervención del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Y añadía, según Europa Press: "Esperamos, de la manera más rápida posible, una respuesta de las autoridades marroquíes".

Tras 17 días de huelga de hambre de Haidar en Lanzarote, el Gobierno recurre a Ban Ki-moon porque no logra, aparentemente, que Marruecos se comprometa a readmitirla en El Aaiún, la capital sahariana. La expulsó de esa ciudad, donde vivía con su madre y sus dos hijos, el 14 de noviembre, tras retirarle el pasaporte.

En España, Haidar fue obligada por la policía a franquear la frontera contra su voluntad. Zapatero rehusó ayer responder si se cometió un error al forzarla. Aseguró que la situación "tiene sus complejidades" y entró en la cuestión de fondo: "El futuro del Sahara sólo llegará a través de un acuerdo entre el pueblo saharaui y Marruecos que Naciones Unidas lleva años intentado liderar con el apoyo de España", dijo, informa Miguel González.

Por primera vez, un miembro de la ejecutiva del PSOE censuró la actitud de Rabat: Pedro Zerolo fue a Lanzarote para expresar su "apoyo" a Haidar y lamentó que "Marruecos no esté haciendo lo posible". También visitó a Haidar el Premio Nobel de Literatura José Saramago, que mostró su solidaridad pero dijo no entender por qué ha rechazado un pasaporte español si tenía uno marroquí y "ella tampoco es marroquí".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de diciembre de 2009