Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación suprimirá el próximo curso la jornada intensiva en las escuelas

La preinscripción se adelanta dos meses y empezará el 2 de febrero próximo

Una buena noticia y otra mala para las familias. La buena es que en junio de 2011 las escuelas no podrán hacer la jornada intensiva que realizan este mes muchos centros. Era una vieja reivindicación de muchas familias. La Generalitat ha decidido suprimirla, salvo excepciones contadas debido al calor, el curso que viene, el 2010-2011. La mala noticia es que las vacaciones escolares que se crearán a final de febrero y principio de marzo desde el curso que viene serán costeadas parcialmente por las familias si optan por actividades extraescolares.

Los cambios forman parte del nuevo calendario escolar para los dos próximos cursos. Con este calendario las clases empezarán una semana antes, el 7 de septiembre. La Generalitat enviará estas propuestas esta semana al Consejo Escolar.

El 56% de los centros públicos hacen jornada reducida, por el 20% de los privados

Sobre la jornada intensiva, ahora basta con que el Consejo Escolar la apruebe por tres quintas partes para que el Departamento de Educación dé el visto bueno, siempre a partir del 7 de junio.

Pero el argumento de que en junio hace mucho calor en algunas zonas no se considerará, en adelante, algo excepcional para aprobar la medida. Aun así, la norma que prepara la Generalitat deja una rendija abierta a la jornada intensiva, pero como "una modificación excepcional del horario", y requerirá la aprobación de los servicios territoriales.

La jornada intensiva la hacen sobre todo los centros públicos. Este curso hay 1.696 escuelas e institutos públicos que tienen jornada intensiva en junio. Son el 56% de los centros públicos los que la realizan, frente a sólo el 23% de los privados, según datos del Departamento de Educación.

La razón de suprimir la jornada intensiva es que hay que ir uniformizando "la pública con la concertada", según Isabel Darder, directora general del Departamento de Educación. Además, la reducción de jornada causa problemas "a muchos alumnos por el transporte y los horarios del comedor", añade Darder.

Otro cambio en ciernes es que el 7 de enero, el día siguiente del de Reyes, no será festivo el curso que viene. En 2012, el 7 de enero volverá a ser festivo. El motivo es que debe ajustarse el calendario anual para que haya 176 días lectivos.

El calendario de los dos próximos cursos quedará como ya se había anunciado: las clases empezarán una semana antes, acabarán el 22 de junio y se creará una semana de descanso escolar para docentes y alumnos a final de febrero o principios de marzo.

Las escuela de idiomas, los centros de adultos y la formación profesional superior el curso empezarán el 14 de septiembre. Educación dice que con estos cambios las vacaciones de verano serán un poco más cortas y el segundo trimestre no será tan largo cuando se introduzca el descanso de febrero. El Consejo Escolar -que reúne a familias y sindicatos- ya dio el visto bueno al adelanto del curso.

Para empezar antes el curso escolar todo el proceso de preinscripción debe avanzarse, así como las oposiciones de los maestros.

El periodo de preinscripción escolar empezará dos meses antes en la enseñanza obligatoria. Será entre el 2 al 16 de febrero para el curso que viene. Afectará sobre todo a los alumnos que se incorporan cada año a los centros de infantil. En la enseñanza posobligatoria -bachillerato y ciclos formativos de grado medio- la preinscripción será entre el 10 y el 21 de mayo.

Las listas de alumnos admitidos, una vez resueltas las reclamaciones, saldrán el 9 de abril. Las fechas de matrícula se mantienen en los primeros días de junio y las oposiciones de maestros empezarán el 17 de abril.

Para el próximo curso, la Generalitat ha decidido no convocar oposiciones para centros de secundaria y concentrarlas en los de primaria. Se convocarán 3.990 plazas de primaria. Este adelanto de las oposiciones afecta a los miles de aspirantes que se presentan cada año. Este año han opositado a una plaza 14.500 aspirantes. A estas plazas opositan en su gran mayoría los profesores interinos y algunos que trabajan en centros educativos privados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de noviembre de 2009