Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El fútbol, todo un arte

Catorce galerías catalanas proponen una reflexión colectiva en torno al deporte rey - Miralda, Muntadas y Brossa son algunos de los creadores expuestos

El poeta y artista Joan Brossa (1919-1998) odiaba el fútbol. También detestaba la pintura academicista. Por eso forma parte de la muestra colectiva Fuera de juego, un proyecto en torno a la mirada del mundo del arte sobre el gran espectáculo de masas: el fútbol, en el que participan 14 galerías de Cataluña.

Con esta iniciativa, el Gremio de Galeristas Independientes de Cataluña (GIC) pretende invitar al público que habitualmente no acude a sus salas, a que pierda el miedo y se acerque sin prejuicios a contemplar el trabajo de los creadores.

La oferta abarca propuestas tan diferentes como Enganyfa, en la galería Miguel Marcos, la instalación que Brossa creó poco antes de su muerte, que consta de una serie de cuadros "de salón" representando patas de caballo colgados en las paredes mientras el suelo está lleno de balones de fútbol, hasta la videoinstalación Berlín-Barcelona de Ann Veronica Janssens en la Fundación Suñol, que documenta un partido de fútbol jugado en 1999 bajo una niebla tan espesa que los jugadores se contentaron con poder orientarse.

Para los 'gourmets' del balompié, la oferta incluye un plato especial

Junto a miradas críticas como la de Brossa o la de Pep Duran, en la Galería Alejandro Sales, donde el visitante se encuentra ante la reproducción de gradas vacías, otros artistas utilizan el fútbol como referencia sociológica e incluso como material plástico con el que trabajar. Es el caso del colectivo Democracia y su proyecto No os dejéis consolar, realizado en colaboración con los ultras del Girondins de Burdeos, los Ultramarines, que aceptaron desplegar durante un partido de liga pancartas gigantes con sentencias de carácter político, sin ninguna relación con el fútbol. "Los ídolos no existen", decía una de ellas, sostenida paradójicamente por unos idólatras. Por su parte, nombres del peso de Antoni Miralda, Antoni Muntadas y Joan Rabascall, bajo el título de Pilotes.com, abordarán en la galería Palmadotze de Villafranca del Penedes, las relaciones del fútbol con la política, la sociedad y los medios de comunicación.

Martí Anson, en el Centro Bòlit, de Girona, rescata el título del clásico de Peter Handke El miedo del portero ante el penalti, y construye una instalación en la que reproduce el momento en el que el delantero se dispone a chutar la pena máxima, y lo sostiene en un loop infinito en el que el tiempo se detiene. El jugador nunca llega a chutar y el portero sólo amaga un movimiento que no se sabe si irá en la buena dirección.

Para los auténticos gourmets del deporte rey, aquellos que gustan de los perversos juegos mentales que muchos intelectuales elaboran para intentar justificar una pasión para la que no hay justificación, esta oferta del otoño del arte de Cataluña incluye un plato especial en el que se combinan el arte contemporáneo, la locura y el fútbol. Los cocineros son el artista danés Jakob Kolding y el editor -y productor de schnapps- alemán Christoph Keller, que en su tiempo fueron defensa del Liverpool y extremo derecho del Stuttgart, respectivamente. Kolding y Keller hablarán de fútbol bajo la siguiente premisa: "Uno nace aficionado a un equipo de fútbol, y tal vez nacimos en el lugar equivocado, pero sería imposible para mí y para ti apoyar a otro equipo. Seguimos soñando".

El portavoz del GIC, el galerista Miquel Angel Sánchez, explicó ayer como surgió la idea y el proceso de contactar con los creadores y convecerles de participar en esta curiosa monográfica, para la que algunos han realizado obra nueva. Junto a los citados cabe destacar a Eugenio Ampudia, Piero Golia, Ignasi Aballí, Renata Lucas o Daniel Steegmann, entre los 25 artistas que han trabajado en esta experiencia. Fuera de juego podrá verse hasta el mes de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 2009