Avanza la nueva gripe pero baja su mortalidad

La propagación de la nueva gripe sigue su progresión. En la última semana la tasa de infectados ha pasado de 182 a 292 por 100.000 habitantes, según los datos hechos públicos por el Ministerio de Sanidad. Ello quiere decir que ha habido otros 127.000 afectados, la mayoría leves. El número de muertes asociadas a la enfermedad es ya de 73 (la semana pasada eran 63).

El aumento -10 personas- es el mayor desde que hay recuento, pero como el número de casos crece más deprisa, ha bajado la tasa de letalidad: está en 13 personas por cada 10.000 infectados (era de 15 por cada 10.000 hace una semana).

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud advirtió ayer que se va a producir un aumento de casos por la llegada del invierno. El director adjunto de la OMS Keiji Fukuda dijo que eso ya ha ha pasado en EE UU y México. La buena noticia es que los últimos análisis aseguran que el virus no ha mutado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de noviembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50