Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suiza convoca al embajador italiano tras la redada en varios bancos

Alta tensión entre Suiza e Italia por la redada de la policía fiscal italiana contra 76 filiales de bancos suizos. Berna convocó ayer al embajador italiano, Giuseppe Deodato, para pedirle explicaciones por la operación de la Guardia di Finanza, que el Gobierno helvético considera "discriminatoria", según el portavoz, André Simonazzi. El objetivo oficial de la redada lanzada el martes por la Hacienda italiana era controlar "el cumplimiento de la obligación de informar sobre las operaciones con la clientela".

Berna, irritada por los crecientes controles fronterizos impuestos por Italia en las últimas semanas, recordó que está colaborando con las autoridades italianas para la aplicación del llamado Escudo Fiscal, la ley aprobada en septiembre por el Gobierno de Berlusconi que permite a los evasores fiscales repatriar el capital oculto pagando una multa del 5%.

Para la Asociación Bancaria Suiza, la operación policial "es un melodrama innecesario que induce a pensar que las autoridades italianas intentan asustar a los ciudadanos que trabajan con bancos extranjeros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de octubre de 2009