Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pugna judicial por la imagen de Dalí

La fundación pide el cierre de una exposición y sus organizadores la acusan de "abuso de poder"

Los responsables de una exposición comercial con obras de Dalí, Faber Gòtic, instalada en el centro de Barcelona, han presentado ante la Autoridad Catalana de la Competencia una denuncia "por abuso de posición dominante" contra la Fundación Gala Dalí, ya que considera que "usa su monopolio legal y fáctico" en el mercado de la obra de Dalí para evitar "la competencia de terceros, que también son legítimos propietarios de algunas obras de Dalí".

La fundación, que gestiona los derechos de propiedad intelectual e industrial de la obra del artista, había presentado anteriormente una demanda ante el juzgado mercantil de Barcelona contra Faber Gòtic acusándolos de vulnerar los derechos de marcas de propiedad intelectual, los de imagen y por actos de "competencia desleal". Considera que hacen "un claro aprovechamiento indebido de los signos distintivos y de la reputación de la Fundación".

El principal tema en pugna es el derecho a la imagen. El abogado de Faber considera que es un derecho personal que se extingue al morir la persona. Para la fundación, en cambio, el derecho lo pueden ejercer sus herederos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de octubre de 2009