Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido se compromete a enviar otros 500 soldados a Afganistán

Brown condiciona los refuerzos a que otros países amplíen su contingente

Gordon Brown anunció ayer su acuerdo "de principio" para aumentar en 500 soldados el contingente británico en Afganistán si otros países de la OTAN aceptan también enviar más tropas. Con 9.000 soldados, el Reino Unido es después de Estados Unidos el país que hay enviado más soldados a la zona. El presidente Barack Obama está estudiando enviar más tropas después de la petición militar de ampliar en 40.000 soldados el contingente aliado.

El primer ministro británico puso otras dos condiciones: que las nuevas tropas tengan el entrenamiento y el equipo necesario para cumplir su misión y que el Gobierno de Afganistán envíe más soldados a la conflictiva provincia de Helmand, al sur del país, donde está desplegado el grueso del contingente del Reino Unido. La guerra de Afganistán es cada vez más impopular entre los británicos, alarmados por el creciente número de bajas mortales y por los enfrentamientos políticos y las polémicas generadas en torno al equipamiento de los soldados británicos.

Brown empezó ayer la tradicional sesión parlamentaria de preguntas de cada miércoles, la primera después del receso veraniego, recitando la lista de 37 soldados del Reino Unido que han fallecido en Afganistán desde que los diputados se fueron de vacaciones. Luego, tras la sesión de control, hizo la declaración sobre el aumento de tropas. Portavoces de Downing Street aseguraron después que las tres condiciones impuestas por el primer ministro "están al alcance".

La cuestión logística, que ha centrado gran parte del debate político sobre Afganistán, depende del propio Ejército y de los recursos a su alcance.

La aportación de más tropas de los países de la OTAN será abordada en una reunión la semana que viene. Si finalmente envía otros 500 soldados, el Reino Unido será el segundo país que más tropas tenga en Afganistán: 9.500 soldados, el doble que Alemania.

Y sobre la presencia de tropas afganas en Helmand, Brown ha mantenido conversaciones tanto con el presidente Hamid Karzai como de su principal rival en las pasadas elecciones presidenciales, Abdulá Abdulá. El fraude y la corrupción que ha rodeado los comicios, cuyos resultados aún no se conocen cuando se van a cumplir casi dos meses desde la votación, fue uno de los asuntos subrayados ayer por la oposición en los Comunes. Brown consideró inaceptable esa corrupción, pero defendió la presencia británica en la zona porque "un Afganistán más seguro es una Gran Bretaña más segura".

El primer ministro hizo especial hincapié en que el envío de otros 500 soldados se hace a petición de los mandos militares. Poco después, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el mariscal del aire sir Jock Stirrup, declaró que la cifra total de 9.500 soldados británicos en Afganistán "es lo que hemos pedido y es lo que nos han dado". Stirrup calificó de "mito" la cifra de 2.000 soldados adicionales que según el ex jefe del Ejército, sir Richard Dannatt, los militares han pedido pero el Gobierno ha negado.

Dannatt, que tuvo una relación muy tensa con el Gobierno laborista, sorprendió a muchos cuando la semana pasada se supo que había aceptado trabajar para el Partido Conservador. Su fichaje ha despertado la sospecha de que sus últimos desencuentros con los laboristas pudieron estar condicionados por su acercamiento a los tories.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 2009