Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidade propone un asesor espiritual para cuidados paliativos

La Consellería de Sanidade prevé incluir un asesor o asistente espiritual en la comisión científica que elabore la guía técnica de aplicación de los cuidados paliativos en el sistema público de asistencia sanitaria. Está previsto, según fuentes de la consellería, que la citada comisión quede constituida antes de fin de año, aún no ha sido nombrado ningún miembro de la misma y la propuesta de incluir en ella a un asesor espiritual -"no necesariamente un cura, ya que podría tener otra profesión", precisaron las mismas fuentes- cuenta con precedentes en otros sistemas sanitarios europeos.

La figura del asistente espiritual, según CIG-Saúde, intentó introducirse en la comisión que redactó la guía de cuidados paliativos en Madrid, sin que prosperara, aunque finalmente entró a formar parte de los comités científicos que aplican esos cuidados.La secretaria general de CIG-Saúde, María Xosé Abuín, reclamó ayer a la Administración sanitaria gallega que "no confunda el plano científico con el espiritual". En un sentido análogo se pronunciaron fuentes socialistas, que relacionan la iniciativa, una y otros, con la profesada militancia católica de la conselleira de Sanidade, Pilar Farjas. Ella misma, a la crítica de que sus creencias religiosas podrían estar condicionando su toma de decisiones, respondía el domingo a este periódico: "Supongo que tanto como las que les pudieron condicionar a ellos las suyas".

Los cuidados paliativos, según recuerdan las mismas fuentes, se aplican en situaciones muy complicadas, frecuentemente vinculadas a decisiones sobre la eutanasia, que la religión católica prohíbe y condena como pecado. Por eso, más allá de las opciones individuales, la toma de decisiones no debe estar mediatizada, según sindicatos y partidos de izquierda, por la moral católica ni de ninguna otra religión, sino por profesionales con conocimientos de bioética.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 2009