Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hilary Mantel se impone a Coetzee y gana el Booker con una novela histórica

Por primera vez en siete años, las casas de apuestas británicas dieron en el blanco al vaticinar como ganadora del Premio Booker a la británica Hilary Mantel, autora de una novela histórica sobre los avatares de Thomas Cromwell, el hijo de un herrero que acabó deviniendo en mano derecha del rey Enrique VIII. La obra Wolf hall ha merecido el galardón más prestigioso de las letras anglosajonas tras una reñida liza -tres votos contra dos- que dejaba en la cuneta al premio Nobel surafricano J. M. Coetzee, seleccionado como finalista por tercera vez con su libro de tintes autobiográficos Tiempo de verano.

Wolf hall destacaba también como la favorita entre la crítica especializada por su audacia narrativa y su capacidad para romper los corsés de la ficción histórica, cualidades que se traducen en una novela moderna a pesar de que la acción transcurre en la corte inglesa del siglo XVI.

El relato sobre el asesor real Thomas Cromwell -considerado el arquitecto y promotor de la Inglaterra de la Reforma- es el undécimo título publicado por Mantel, erigido en los últimos meses en un éxito editorial y receptor de un cheque de 54.000 euros en la gala del Booker celebrada en la noche del martes. Veterana de las letras y antes trabajadora social, la escritora de 57 años logró imponerse al prestigio de Coetzee, ausente en la ceremonia en el Guildhall londinense, y a otros cuatro rivales de peso: A. S. Byatt (antiguo ganador del Booker), la dos veces finalista Sarah Walters, Simon Mawer y el más joven del grupo, Adam Fould, autor de 34 años.

"Dudé mucho tiempo antes de comenzar a escribir este libro... en realidad, 20 años", admitía la premiada sobre las inseguridades que le acecharon a la hora de encarar esta obra de 650 páginas y en cuya continuación ya está trabajando. El esfuerzo vendrá avalado por la tremenda publicidad que procura el Booker, porque, más allá de su prestigio, el galardón fue fundado principalmente para vender libros. Un objetivo más que cumplido en la pasada edición, donde se impuso el debutante Aravind Adiga con la novela épica ambientada en India Tigre blanco: desde entonces ha sido traducido a una treintena de lenguas y sus ventas superan el medio millón de ejemplares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de octubre de 2009