El impulso al inglés en las aulas se refuerza con 150 auxiliares de conversación

Si la seña de identidad del anterior Departamento de Educación fue el impulso al euskera, el que dirige Isabel Celaá ahora se ha propuesto que sea el refuerzo del inglés. Con la vista puesta en un sistema trilingüe de enseñanza (con euskera y castellano como ejes, y una presencia notable del inglés), la consejería presentó ayer su programa de auxiliares de conversación de lenguas extranjeras, que han pasado de 50 personas el pasado curso a 110 en el actual.

En un momento de recorte del gasto, el departamento de Celaá reitera así que la educación es una prioridad del Gobierno. El trabajo de estos auxiliares es asistir al profesor titular cuando esté impartiendo la clase de inglés o en inglés y reforzar las destrezas orales del alumnado. Además, explicará a los estudiantes las peculiaridades políticas, sociales y culturales de su país de origen.

El 87% de los centros públicos contarán con este refuerzo docente

A estos 110 auxiliares, financiados por el departamento, hay que sumar otros 22 que aporta directamente el Ministerio de Educación. El 87% de los centros públicos de enseñanza secundaria y las Escuelas Oficiales de Idiomas van a contar este curso con estos auxiliares. La inmensa mayoría son de inglés, seguido de alemán y francés. Los países de procedencia de estos auxiliares nativos son Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, en el primer caso, y de Alemania, Austria y Francia, en el resto.

El horario laboral de estos especialistas es de 12 horas lectivas semanales como máximo y cuentan con una compensación económica de 700 euros mensuales. Para que la actividad tenga éxito, el tutor facilita al auxiliar la información relativa a la programación didáctica y los objetivos a conseguir, así como los mínimos exigibles en cada curso.

La consejera recibió ayer en la sede del Gobierno vasco a los auxiliares, que acudieron acompañados por los tutores, y aprovechó para pedirles que "enseñen a hablar" en inglés, francés o alemán a los jóvenes vascos y a la vez les introduzcan en la vida cultural de sus respectivos países. "Hay que capacitar a nuestros alumnos para comunicarse y expresarse en una lengua extranjera, comprendiendo a los hablantes de la misma y entendiendo las costumbres y estilo de vida" de esa cultura. La idea es "favorecer una dimensión intercultural ciudadana y democrática que lleve a nuestros jóvenes a reflexionar sobre la cultura propia", remachó la consejera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 07 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50