Autorizadas las vacunas contra la gripe A que ha comprado España

El fármaco estará disponible a finales de octubre - La Agencia Europea del Medicamento recomienda que se aplique en dos tomas en tres semanas

El Comité Técnico de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA en inglés) ha recomendado a la Comisión que autorice la comercialización de las dos primeras vacunas contra la nueva gripe. Con esta decisión, ya están completados todos los pasos científicos previos a que los medicamentos estén disponibles. Los productos son Focetria, de Novartis, y Pandemrix, de GlaxoSmithKline.

Estos dos laboratorios son, precisamente, los que han recibido los encargos del Ministerio de Sanidad español, según ha confirmado un portavoz de éste. El departamento que dirige Trinidad Jiménez ha pedido dosis para tratar al 40% de la población (18 millones de dosis) ampliable a otro 20%. En cambio, la molécula de Baxter no ha recibido el visto bueno.

Más información
El H1N1 altera los planes mundiales de inmunización
La OMS pide planes rigurosos de vacunación contra la nueva gripe

Como recuerda la EMEA, cada país decidirá cómo distribuir la vacuna. En Europa, en principio, las primeras vacunas se van a distribuir a las autoridades sanitarias. Esto quiere decir que al principio, cuando no habrá dosis para todos, no estará en farmacias. De momento se mantienen los grupos prioritarios (embarazadas, enfermos crónicos y personal de primeros auxilios, desde el sanitario a policías). Ellos dispondrán -si quieren ponérselas- de las primeras vacunas que lleguen. Sanidad insiste en que, a lo largo del año (el plazo depende de la capacidad de producción de los, laboratorios, que este año se han encontrado con que tienen que fabricar dos vacunas, la de la gripe estacional y la de la H1N1), "habrá para todos".

El comité de EMEA recomienda que se aplique la vacuna en dos tomas, con tres semanas de separación, aunque hay alguna de las que está en investigación que parece que da buenos resultados con una solo.

La aprobación, que ha seguido un proceso acelerado, se ha basado en el sistema de vacunas marco (mock up en inglés). Esto quiere decir que se ha aprovechado todo el esqueleto de la vacuna que se usa cada año para la gripe estacional, con el cambio de las partes correspondientes del nuevo virus necesario para hacerlas específicas. Este sistema se planteó para estar preparados en caso de que la gripe aviar (causada por un virus H5N1) se convirtiera en una pandemia, y lo que se ha hecho ha sido reutilizarlo.

La inmunización contra la gripe sigue un proceso similar desde 1945, y son todos estos años de experiencia los que ahora permiten agilizar el trámite y los ensayos.

Aun así, éstos tendrán que continuar, aunque ya ha habido más de 6.000 personas que han probado que las vacunas crean una respuesta inmunológica lo suficientemente potente y que los efectos secundarios (la reacción de después de recibir el fármaco y el enrojecimiento en la zona del pinchazo) eran tan leves como siempre. Los siguientes resultados, con 9.000 voluntarios para cada fármaco, se esperan en octubre y noviembre, según EMEA, aunque la experiencia acumulada hace descartar que vaya a haber sorpresas.

Vacunación de un hombre contra la gripe estacional.
Vacunación de un hombre contra la gripe estacional.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS