Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente boliviano carga contra el Grupo PRISA

La reunión a puerta cerrada que Morales mantuvo con un grupo de empresarios en la sede del Consejo Superior de Cámaras de Comercio tuvo momentos de tensión cuando éste cargó contra el director general del Grupo PRISA en Bolivia, según varios asistentes. Morales acusó a La Razón, el diario de información general de mayor difusión en Bolivia, propiedad de PRISA, de no ser imparcial, favorecer a la oposición y seguir las directrices de la Embajada de EE UU en La Paz. El representante de PRISA rechazó las acusaciones y le invitó a conceder una entrevista a La Razón antes de las elecciones del 6 de diciembre, oferta que Morales no respondió. Los enfrentamientos del presidente boliviano con la prensa de su país no son nuevos. "Sólo el 10% de los periodistas son dignos", ha llegado a declarar.

Más cómoda fue su visita a la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, donde inauguró un mural de Tupac Katari, un líder indígena descuartizado por los españoles en el siglo XVIII, y pronunció una conferencia en un aula abarrotada de entusiastas estudiantes, ante quienes reconoció que sus relaciones no son tan buenas con los universitarios de su propio país, a los que motiva "más la plata que la patria".

Aunque arremetió contra la instalación de bases de EE UU en Latinoamérica, descartó romper relaciones con Colombia, como ha hecho Venezuela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de septiembre de 2009