Magna confirma los 10.500 despidos de Opel en Europa

Eliminará 1.700 empleos en Figueruelas

La compañía canadiense Magna, que acordó la semana pasada la compra del grupo automovilístico alemán Opel a General Motors (GM), confirmó ayer que planea despedir a 10.500 personas en sus plantas europeas. El primer ejecutivo de Magna, Siegfried Wolf, pretende sacar a Opel de los números rojos en 2015 con estas medidas, que contemplan además el cierre de la planta de Amberes, en Bélgica. La planta aragonesa de Figueruelas sufrirá probablemente el despido de 1.600 o 1.700 de los 7.000 trabajadores. Según afirmó ayer Wolf en Francfort, son los mismos planes que Magna ya había presentado en mayo. La compañía cuenta con el apoyo del banco ruso Sberbank para comprar Opel.

El Gobierno alemán apoyó la operación desde el principio. La canciller Angela Merkel se pronunció hace meses a favor del pretendiente Magna frente a las demás opciones. Las marcas hermanas Opel y Vauxall tienen en Europa unos 50.000 empleados, la mitad de ellos en Alemania, donde Magna planea despedir a más de 4.000 personas. La planta de Amberes, la única que cerrará según los planes de reestructuración, emplea a 3.000 personas.

Más información
Sebastián: "Cuanto más conocemos a Magna, menos nos gusta"
GM España presenta un nuevo ERE temporal en Figueruelas
Sebastián envía una carta a la UE para presionar contra los recortes de Opel en Figueruelas

Las negociaciones de venta han sido largas y duras. Hasta el último momento se especulaba con la posibilidad de que GM quisiera quedarse con la empresa. Los medios y los políticos de la oposición critican la venta, que consideran una maniobra electoral de Merkel para impedir despidos masivos entre los empleados alemanes. El partido liberal FDP asegura que lo peor "está por venir", y que llegará después de las elecciones generales del 27 de septiembre.

Alemania concederá un crédito de 4.500 millones de euros para sacar a la compañía de sus serias dificultades económicas. Por su parte, Sberbank y Magna invertirán unos 500 millones en la salvación de Opel.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS