Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa quiere elevar hasta 1.000 los soldados fijos en Afganistán

El Ejército cree necesario contar con otra compañía, un 20% más que ahora

Aunque aún no hay decisión definitiva, el Gobierno está dispuesto a incrementar hasta 1.000 soldados el contingente permanente de las Fuerzas Armadas españolas en Afganistán, integrado en la actualidad por 780 efectivos, según fuentes gubernamentales.

Con este aumento de 200 militares se atendería la demanda más perentoria de los mandos del Ejército: reforzar con una compañía de reacción rápida la seguridad del Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) de Qal-i-Naw.

Los mandos militares querrían que el aumento fuera de dos compañías (para configurar en Badghis un batallón como el que integran en Herat tropas españolas e italianas), pero creen imprescindible disponer de al menos una, dada la creciente inseguridad en la provincia afgana bajo responsabilidad española.

Chacón: "Si la seguridad requiere un aumento de tropas, lo pediré"

La patrulla que el pasado jueves fue atacada durante más de cinco horas por elementos armados -con un saldo de 13 muertos y al menos tres heridos entre los insurgentes- forma parte del batallón de 450 soldados enviado para garantizar la seguridad de las elecciones afganas. Por tanto, volverá a España una vez que concluya el proceso electoral; en octubre, si no hay segunda vuelta, o un mes después si el recuento no otorga a Karzai más de la mitad de los votos en los comicios del pasado 20 de agosto.

Sin embargo, la misión que estaba realizando la patrulla cuando fue atacada -asegurar el libre tránsito de vehículos por el estratégico paso de Sabzak, que comunica Badghis con Herat- no tiene ninguna relación con las elecciones y seguirá siendo necesaria cuando se retire el batallón electoral.

En realidad, casi la mitad de los 1.500 militares españoles desplegados en Afganistán a finales de este mes estará allí con carácter temporal y deberá volver a España cuando concluya su tarea. Así sucede con los 180 miembros del batallón de Ingenieros de Salamanca que construyen la nueva base de Qal-i-Naw o con los 70 del Ejército del Aire que desde octubre y durante siete meses se ocuparán de la seguridad del aeropuerto de Kabul.

En declaraciones a Antena 3, la ministra de Defensa, Carme Chacón, abrió ayer la puerta a un incremento del contingente permanente español en Afganistán. "Si las condiciones de seguridad poselectorales requieren un aumento de tropas, acudiré de nuevo al Parlamento a solicitarlo", dijo. "Somos muy conscientes de que estamos trabajando en alerta máxima, de que esta misión es la más dura, más compleja y más arriesgada que España lleva a cabo", agregó.

"En estos momentos estamos evaluando la seguridad y, en el caso de que los técnicos, como resultado de esa evaluación, así lo determinen, adoptaremos las medidas que sean necesarias", respondió por su parte la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega. También recordó que, conforme a la ley, cualquier aumento de tropas deberá ser aprobado con carácter previo por el Parlamento.

En realidad, el primero que se mostró dispuesto a reforzar la presencia militar española en Afganistán fue el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, quien a finales de julio declaró a The New York Times: "Si fuera necesario mantener una mayor presencia en Afganistán, estaríamos dispuestos a hacerlo".

Ningún mando duda de que es necesaria una mayor presencia militar en Badghis: los 230 miembros del PRT español son una gota de agua en una provincia de la extensión de Galicia donde talibanes y narcotraficantes campan a sus anchas. Otra cosa son las limitaciones presupuestarias y de personal, en un momento en el que España aspira a tomar también el mando de los cascos azules en Líbano.

El refuerzo debería producirse en noviembre, coincidiendo con el relevo del contingente del Mando de Canarias por otro de la Jefatura de Tropas de Montaña de Jaca y con la finalización de la primera fase de las obras de la nueva base de Qal-i-Naw.

El coordinador general de IU, Cayo Lara, pidió ayer el inmediato regreso de las tropas españolas de Afganistán, mientras el grupo formado por IU, ERC e ICV reclamaba la comparecencia de Chacón en el Congreso. También el Grupo Popular solicitó que la ministra de Defensa vaya al Senado, pese a a mostrar su apoyo a un eventual aumento de tropas. La titular de Defensa se adelantó y anunció ayer mismo que acudirá al Parlamento para informar de la situación en Afganistán.

Efectivos en cifras

- Contingente permanente: 780, en la base de apoyo avanzado de Herat (500), en el Equipo de Reconstrucción Provincial de Qal-i-Naw (230) y el centro de instrucción de Camp Stone (50).

- Batallón electoral: 450. En Herat y Qal-i-Naw. Volverán a España cuando concluya el proceso electoral.

- Aeropuerto de Kabul: 64 militares y seis guardias civiles. Entre octubre de 2009 y mayo de 2010.

- Unidad de ingenieros: 180. Volverán cuando acaben la nueva base de Qal-i-Naw.

- Nuevos monitores: 12 militares y 30 guardias civiles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de septiembre de 2009

Más información