Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro sube de nuevo en agosto después de tres meses de caídas

Trabajo registró 84.985 desempleados más, cifra inferior a la de hace un año - Salgado lo atribuye a la estacionalidad y cree que se frenará el deterioro

Se ha roto la tregua. El respiro de tres meses que había concedido el mercado laboral se ha acabado. En agosto se registraron 84.985 desempleados más que en julio, según publicó ayer el Ministerio de Trabajo. Ni las inversiones del fondo local de empleo ni los contratos estivales han logrado evitar que la cola del paro se alargue hasta sumar 3.629.080 personas, un 43,4% más que en el mismo mes del año anterior.

Agosto no es un buen mes para el empleo desde hace años, aunque en este caso el deterioro ha sido menor que el de hace un año (103.085). En 2000 fue la última vez que el paro bajó. "Las incorporaciones al mercado laboral, la menor contratación y la finalización de los contratos de temporada", según la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, explican el mal comportamiento estacional. "La actividad del turismo no ha alcanzado niveles de años anteriores", ahondó Rojo.

El gasto en prestaciones supera ya lo previsto para todo el año

La subida del paro registrado y la caída del empleo -la Seguridad Social contabilizó 142.244 afiliados menos que en julio- estaban previstas. Sorprendió, no obstante, por su magnitud. En un informe emitido por Citigroup tras conocer los datos se subrayaba que el aumento del paro superaba en 33.000 personas la media de las previsiones conocidas. Tanto es así que el repunte del paro se ha comido en un solo mes un 84% de la bajada acumulada en el trimestre anterior, como calcula Agett, la patronal de empresas de trabajo temporal.

Pese a ello, la intensidad del deterioro del mercado laboral se ha frenado, apunta Sara Baliña, de AFI. Y en esa línea apuntó el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, que afirmó que aunque el paro suba "la afiliación y el empleo ha frenado la caída brusca de hace meses. Podemos asegurar que lo peor de la crisis económica ya ha pasado". En favor de esta tesis, Granado esgrimió la subida de la afiliación en más de 75.000 personas si se analizan los datos sin los efectos del calendario. La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, descargó la responsabilidad del repunte a la "estacionalidad". Y se mostró "más optimista" de cara al futuro al entender que el deterioro del empleo aminorará el ritmo.

Más pesimista es Sara de la Rica. La catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco pone el acento en la evolución del paro por sectores. En los servicios se registraron 47.805 desempleados más y en la construcción, 20.400. Estos datos, para De la Rica, son "preocupantes" porque se dan en pleno verano y con el fondo de inversión local en funcionamiento. Además, rebaja importancia a las incorporaciones al mercado laboral, ya que apenas representan 5.400 nuevos parados.

La constante subida del paro ha tenido reflejo en el aumento del gasto en prestaciones y subsidios. En julio, Trabajo desembolsó 2.578 millones. En total, el gasto en cobertura por desempleo ha ascendido hasta julio a 18.067 millones de euros. Así que, teniendo en cuenta que el gasto mensual de este capítulo asciende a una media de más de 2.500 millones, cuando en los próximos días se abonen las ayudas se superará la cantidad presupuestada para 2009 (19.292 millones). Esto ha forzado al Gobierno a habilitar un crédito extraordinario de 16.898 millones para atender el pago de prestaciones y subsidios en lo que resta de año.

El mal dato de ayer fue aprovechado por los sindicatos para reclamar medidas al Gobierno que cambien el modelo productivo. "La situación del empleo es muy grave", analizó UGT, "se hace imprescindible continuar con la actuación a través de las políticas públicas". CC OO, en la misma línea, pidió un plan para sentar unas nuevas bases económicas que generen empleo de calidad. Por su parte, la patronal CEOE incidió en su tradicional demanda de reformar el mercado laboral.

Efectos del bajón del turismo

La mala evolución del mercado laboral en agosto anegó a casi todas las comunidades autónomas. Sólo Navarra, Canarias y La Rioja escaparon de la marea. Y casi de forma testimonial. En la primera el paro cayó en 339 personas; en la segunda, en 298, y en la tercera, en 206.

También las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla registraron caídas en el desempleo. Especialmente significativa fue la contracción en el segundo caso: 420 parados menos sobre un total de 8.458.

Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana, por su parte, fueron las tres autonomías en las que el paro creció con más fuerza el mes pasado. Las tres han notado especialmente la mala temporada turística este año. Al observar la evolución del paro por sectores en sendas comunidades, la tónica se repite:los servicios ha sido la rama productiva donde más ha crecido el paro, seguido de la construcción.

El mismo trío es el que lidera, en números absolutos, el crecimiento del paro durante el último año. Entre las tres acaparan la mitad de los 1.099.079 nuevos parados que se han registrado en las oficinas de empleo en el último año.

No obstante, los protagonistas cambian al observarse los números en términos porcentuales. Sólo repite la Comunidad Valenciana (57,45%). La escoltan Aragón (74,8%), donde se ha notado significativamente el final de la exposición internacional y, curiosamente, La Rioja (55,42%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de septiembre de 2009

Más información