Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libros más caros, becas menores

La Comunidad reduce desde 2007 las ayudas para material escolar - Quedan fuera más de 123 familias, pero el número de beneficiarios crece

Las ayudas para libros de texto llegan este curso a más familias madrileñas, pero todas recibirán menos dinero. Las becas máximas que la Comunidad de Madrid destina a material escolar han caído desde 2007 en todos los ciclos formativos. Este septiembre oscilan entre 65 y 110 euros por alumno. Y en algunos casos, no sólo bajan sino que se eliminan.

Los alumnos de primer curso del segundo ciclo de Infantil (con tres años) se quedan sin un euro en ayudas para este curso. Desde las últimas elecciones regionales, el dinero en ayudas que reciben los alumnos de Primaria y Secundaria ha caído entre el 6 y el 15%. Sólo en el último curso, la media de subida de los libros es del 2%.

Frente al descenso y los recortes, que Educación achaca a la crisis, la consejería presumió ayer de que las becas llegan a más gente. Ya son 311.186 familias con ayudas para comprar libros, 9.000 más que el curso pasado. Pero la lista de espera aún es larga. Hubo otros 123.511 madrileños que pidieron las becas y que tendrán que pagar libro a libro sin ninguna ayuda. Cada alumno necesita sólo en material escolar y manuales de texto entre 255 y 344 euros. Pero la cuenta es mucho más larga y puede superar los 2.000.

Las ayudas oscilan entre 65 euros para infantil y 110 para secundaria

Este curso se paga con tarjeta monedero en lugar de cheques

Padres, oposición y sindicatos repitieron ayer una de sus reivindicaciones principales con la vuelta al cole: que haya libros de texto gratuitos para todo el mundo. La Consejería de Educación descarta de momento trabajar en esa línea.La vuelta al colegio implica un gasto añadido. Para las familias es la cuesta de septiembre, que este año puede ser más empinada que nunca debido a la crisis. Tendrán que comprar un manual para cada asignatura, cuadernos, bolígrafos, mochilas... Las asociaciones de consumidores estiman que cada alumno necesita entre 255 y 343 euros sólo para material escolar y libros. El gasto medio por alumno oscila entre 590 euros para el que estudia en un centro público y más de 2.000 euros en caso de que se opte por un colegio privado.

El precio de los libros se incrementa hasta un 2% este curso, según estimaciones de UCE (Unión de Consumidores de España) y Fuci (Federación de Usuarios y Consumidores Independientes). Pero las ayudas públicas para pagarlos bajan. Educación ha reducido la cuantía de las ayudas desde 2007, último año electoral. En un caso, hasta dejar la cuenta a cero. Los escolares de tres años no recibirán ni un euro por primera vez este curso. "En momentos de crisis económica, donde hay que ajustar más las ayudas a familias más necesitadas, hay que ajustar estas ayudas a las etapas donde haya más libros de texto", justificó ayer la consejera de Educación, Lucía Figar, durante la presentación del plan.

Las becas que ofrece la Comunidad de Madrid cubren entre un tercio y la mitad del gasto de los libros por alumno. En tres años, han bajado sobre todo las de los alumnos de Infantil (de cuatro a seis años) que ahora reciben un 27% menos que en 2007. Los niños de primaria -el grupo en el que se conceden más ayuda- reciben ahora casi un 6% menos que hace dos cursos. Para los de secundaria, las becas han bajado un 15%.

Este curso la consejería ha repartido 30,8 millones de euros en becas de libros, 800.000 más que el anterior. Hay 311.186 familias con derecho a ayudas (9.000 más que el curso pasado). Pero quedan otras 123.000 a las que no se les ha concedido. Son un 20% menos que el curso pasado, según datos de la Consejería de Educación.

Hay tres caminos para obtener una ayuda. Se conceden en función de la renta per cápita de las familias "hasta que se agota el crédito", según Educación. O de forma automática, cuando la reclaman hijos de familias numerosas o víctimas del terrorismo. Eso explica que las becas lleguen también a los centros privados, aunque casi de manera testimonial, con un 7% del total. Tres de cada cinco becados estudian en la escuela pública y más de la mitad (54%) son alumnos de primaria, que reciben cuatro euros más que el curso pasado pero 10 menos que hace dos años.

Las familias que no hayan obtenido ayudas podrán presentar un recurso hasta el 10 de septiembre. Para quienes sí la tienen, hay otra novedad. Ya no funcionan los cheques de libros. Ahora se paga con tarjeta. Los padres pueden retirarlas ya en colegios e institutos. Se podrán utilizar a partir del 5 de septiembre en librerías y otros centros autorizados. Educación justifica que este sistema es más barato y más cómodo que los cheques. La consejería gastará 260.000 euros menos de lo que invertía en la distribución de los cheques, según indicó ayer el director general de Becas y Ayudas a la Enseñanza, Javier Restán. Las familias con más de un hijo becado sólo tendrán que recoger una tarjeta en la que Educación ingresará todas las ayudas.

La consejera descartó ayer que la Comunidad de Madrid avance para que los libros de texto lleguen a ser gratuitos. Ese compromiso, recordó Figar, es una promesa del Gobierno central. Padres, oposición (PSOE e IU) y los sindicatos UGT y CC OO reclamaron ayer esa medida y criticaron el descenso de la cuantía de las becas.

Los socialistas, que piden que estar en el paro puntúe para conseguir ayudas escolares, señalaron ayer que la gratuidad de los libros de texto "ya existe y se aplica con éxito en varias comunidades autónomas como Castilla-La Mancha o Aragón", según Maru Menéndez, portavoz del PSM en la Asamblea de Madrid. Eulalia Vaquero, de IU, considera "intolerable que año tras año la Comunidad recorte las ayudas para el estudio de la educación obligatoria".

Una alerta más. Habrá quien no pueda pagar esas cantidades aunque consiga la beca. La FAPA (Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos) Giner de los Ríos denunció en una nota que la crisis provocará que algunas familias "sólo adquieran los libros que puedan conseguir hasta llegar al importe máximo de la tarjeta al no tener medios económicos para obtener el resto".

UGT considera "injusta" la linealidad de las ayudas (que todos los beneficiarios reciban la misma cantidad) porque "hay familias con rentas y dificultades diferentes", según Eduardo Sabino, responsable de educación del sindicato.

Madrid, entre las más caras

La media de gasto escolar en la Comunidad de Madrid (matrícula, libros, ropa, comedor y transporte) es de 1.007 euros por alumno. Es la región española con la vuelta al cole más cara, según un estudio de la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI), que recabó datos en 30 centros madrileños. Está en primer lugar en coste para quienes se matriculen en centros públicos (590 euros por alumno) y privados (1.420). Y la segunda para la educación concertada, con 1.010 euros, sólo por detrás de Cataluña. Las más baratas son Galicia, Aragón y la Rioja. Otro informe de la Unión de Consumidores de España (UCE) sitúa la horquilla entre los 399 euros en centros públicos de infantil y 2.503 para secundaria en un centro privado.

El gasto en ropa y calzado -para quienes usan uniforme y para los que no-, las familias invierten entre 125 y 327 euros, según FUCI. Los alumnos que se queden a comer en el colegio tienen que pagar entre 120 y 192 euros al mes por el comedor. El autobús escolar sube con respecto al curso anterior. Oscila entre los 107 euros de un centro público a los 198 de los privados. La federación de consumidores recomienda escalonar las compras, prescindir de las marcas y reutilizar o reciclar ropa, libros y materiales. Otro consejo para las familias interesadas en actividades extraescolares es que consulten la programación de sus ayuntamientos, que suelen ofertar precios más económicos que los centros privados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de septiembre de 2009

Más información