Protección de Datos sanciona a la Generalitat por difundir datos de salud

Jesús García

La Generalitat ha infringido la ley de protección de datos al difundir el estado de salud de un mosso d'esquadra con discapacidad. Así consta en la resolución sancionadora que ha emitido la Agencia Catalana de Protección de Datos. Aunque no tiene competencias para castigar a la Administración, la agencia considera que la Dirección General de Policía "ha cometido una infracción muy grave", mientras que el Gabinete de Relaciones Externas y Protocolo del Departamento de Presidencia ha incurrido en una falta "grave".

En septiembre de 2008, el agente afectado recibió una carta en la que se le invitaba al acto de conmemoración de los 25 años de los Mossos d'Esquadra. El problema es que, en la parte exterior del sobre, no sólo aparecía su nombre y su categoría en el cuerpo, sino también su situación de incapacidad. La carta fue dejada en el buzón comunitario -a la vista de los vecinos- y el hombre denunció el caso a través de AIL-MED, una asociación de mossos con discapacidad.

La agencia le ha dado ahora la razón. En su respuesta, Presidencia dijo en su día que se trataba de un "lamentable error", aunque se justificó diciendo que las señas provenían de la base de datos de la Dirección General de Policía.

La agencia ha rechazado las alegaciones de la Generalitat y considera que en la carta enviada aparecen datos de salud -que están especialmente protegidos- porque "contienen una mención expresa al porcentaje de discapacidad de la persona". Además, dice que incluir esos datos en la carta sólo para invitar al mosso a un acto fue "claramente excesivo e innecesario".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de agosto de 2009.

Lo más visto en...

Top 50