Sanidad se plantea suspender las vacaciones también en los hospitales

CC OO y UGT critican la "precipitación" del anuncio - La consejería anuncia refuerzos de personal porque la gripe A puede afectar a un tercio de la población

"Los permisos se van a mantener en tanto en cuanto la situación lo permita", aseguró ayer la directora general de Atención Primaria, Patricia Flores. Respondía así al revuelo que provocó el día anterior la recepción en los centros de salud del área 5 (hospital de La Paz) de una circular en la que se informaba a los coordinadores médicos, responsables de enfermería y jefes de grupo de que, a partir del 15 de septiembre, debían suspender los permisos y vacaciones de los trabajadores a su cargo. Una "medida extraordinaria" provocada, según la circular, por un probable "repunte de la incidencia de casos de gripe por virus A/H1N1" a partir de esa fecha.

Flores no negó ayer que esa medida vaya a llevarse a cabo. De hecho, dijo que la decisión de suspender los permisos es "lógica". Tanto ella ayer, como el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, el miércoles, explicaron que, de aplicarse la medida, tendría que hacerse extensiva a todos los profesionales sanitarios, es decir, también a los que trabajan en los hospitales. Eso sí, Flores reconoció que la circular, que "tenía que ser en tono informativo", se ha hecho pública "de una forma un poco resolutiva, que no es lo que procede" actualmente. Ahora, añadió la directora general, "hay que vigilar la situación epidemiológica y ver qué impacto tiene la gripe en la comunidad".

Una segunda circular matiza la cancelación de permisos
El sindicato médico dice que no se opondrá a la medida
Más información
"No beses, no des la mano, di hola"

"No se trata tanto de suspender las vacaciones, sino de preparar todo el sistema sanitario para dar respuesta a un incremento de la necesidad asistencial como consecuencia del impacto del virus de la gripe A". Según las previsiones, ese impacto llegará, explicó Flores, "a partir del 15 de septiembre o primeros de octubre". Y afectará "en torno al 25 ó 30%" de la población. Eso obligará a tomar diferentes medidas, entre ellas, la de suspender los permisos de los trabajadores. Porque, afirmó, "los profesionales sanitarios también van a coger la gripe y van a estar de baja". La directora general aseguró que piensa reforzar el personal, tanto el sanitario como los auxiliares administrativos, para hacer frente a la gripe A, aunque no precisó en qué número. Flores anunció por la mañana que iba a pedir a los trabajadores que tienen vacaciones a partir de octubre "que estén al tanto y sepan que esta situación sanitaria existe".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por la tarde, a los centros de salud del área 5 volvió a llegar una circular interna, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, titulada "Nota aclaratoria sobre permisos y licencias durante la pandemia de gripe", en la que la misma persona que firmaba la anterior, la directora gerente del área, daba marcha atrás sobre las primeras instrucciones: "La suspensión de la concesión de los permisos y licencias durante el otoño/invierno", empieza la comunicación, "se hará en función de la situación epidemiológica de la pandemia de gripe por virus A/H1N1 y de las necesidades asistenciales que ello genere". Del mismo modo que la primera circular afirmaba que las instrucciones partían de la directora general de Atención Primaria, la recibida ayer señala que la decisión corresponde a "la Dirección General de Recursos Humanos, previa consulta con los sindicatos, en el seno de la comisión sectorial y en coordinación con el resto de comunidades y el Ministerio de Sanidad".

Los sindicatos CC OO y UGT criticaron ayer la "precipitación" de la Consejería de Sanidad al proponer la suspensión de los permisos. "A día de hoy, esa medida es innecesaria", aseguró el secretario general de la Federación de Sanidad de CC OO, Manuel Rodríguez. "Hay que tenerla prevista por si es necesaria, pero no se puede decir 'primero te quito las vacaciones y luego veremos".

El sindicato médico, Femyts, atribuyó la circular a "una mala interpretación de las instrucciones". Su vicecoordinador de Atención Primaria, Joaquín Pérez Argüelles, aseguró que el sindicato "no se va a oponer a ninguna medida si hay necesidad". De hecho, añadió, "cualquier profesional se va a ofrecer sin que le llamen en cuanto vea que su trabajo puede ayudar". El presidente de la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria, Paulino Cubero, destacó la inutilidad de la medida: "A partir del 15 de septiembre hay pocos profesionales de vacaciones. Suspenderlas no sería determinante para garantizar la asistencia".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elena G. Sevillano

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS