Feijóo anula el reparto eólico del Gobierno de Touriño

El Gobierno del PP en la Xunta de Galicia anunció ayer la anulación del concurso por el que el anterior Ejecutivo autónomo, formado por socialistas y nacionalistas, repartió concesiones para generar 2.300 megavatios de potencia eólica. El gabinete de Alberto Núñez Feijóo alega que las adjudicaciones realizadas por sus antecesores son ilegales.

El concurso, uno de los mayores convocados en España en los últimos años, pretendía generar inversiones por valor de 5.000 millones de euros. Sus principales beneficiarios habían sido las dos cajas de ahorros gallegas, un grupo de empresas conserveras y otro de cooperativas lácteas, Endesa y constructoras como Puentes y Calzadas, San José y Copasa. Fuera del reparto quedaron el Banco Pastor, Inveravante (la sociedad que aglutina el capital de Manuel Jove) e Iberdrola. Esta última compañía eléctrica fue, junto a Unión Fenosa (que sólo recibió 15 megavatios), la más beligerante contra el reparto acordado por el ala nacionalista del anterior Gobierno de la Xunta en medio de un fuerte enfrentamiento con sus socios del PSdeG-PSOE y el entonces presidente, el socialista Emilio Pérez Touriño.

La principal causa de ilegalidad, según el Gobierno de Feijóo, fue la decisión de primar en el concurso a las empresas que diesen partipación a la Xunta en sus proyectos. Por esa vía, la Administración gallega se garantizaba alrededor del 14% de los dividendos generados por los futuros parques. El PP anuncia ahora que elaborará una ley para establecer los requisitos del futuro reparto y que sustituirá la participación pública por un impuesto con el que calcula recaudar 600 millones de euros en 20 años.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS