Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva caja catalana pedirá 350 millones para su fusión

La entidad prescindirá de 350 empleados y 150 oficinas

Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu consideran solicitar cerca de 350 millones de euros al nuevo Fondo de Reestructuración de Ordenación Bancaria (FROB), según desveló ayer Jordi Mestre, director general de la mayor de las tres entidades con vocación de fusionarse y destinado a llevar a medio plazo las riendas ejecutivas de la nueva entidad, la novena de España por depósitos cuando sea una realidad. Las ayudas no se solicitarán hasta que el proyecto tome forma, se calcula que a partir de septiembre.

Las entidades no desean que este calendario se vea perturbado, de modo que si una o dos cajas más piden subirse a este primer tren de fusiones en Cataluña deberán hacerlo en breve. Las públicas Caixa Girona en incluso Caixa Tarragona son candidatas a ello, vistas sus resistencias a diluir su identidad en la mayor Caixa Catalunya, de Barcelona.

A falta de que se clarifiquen aspectos clave de la fusión, Mestre estimó en declaraciones a la radio y a la televisión públicas catalanas que la integración conllevará la supresión de 150 oficinas, una quinta parte del total. Los servicios centrales soportarán el mayor recorte de plantilla, que afectará a unas 350 personas. Según Mestre, se intentará llevar adelante el reajuste mediante prejubilaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de julio de 2009